Jason Momoa y el accidente que le desfiguró el rostro
AFP

Jason Momoa es el actor más cotizado de Hollywood, ya sea por su sex appeal o por su look de chico malo que atraen a multitudes, es el galán por elección del cine en la actualidad.

Además de su carácter y semblante enigmático, la marca que lleva en la ceja izquierda lo hace ver con un aspecto rudo, pero… ¿Qué hay del golpe que le desfiguró la nariz a tal punto de cambiar completamente el aspecto de su rostro? Te contamos.

El actor que dio vida a Khal Drogo en Juego de Tronos, comenzó su carrera en el cine después de que mintiera sobre dedicarse al modelaje, debutó en la televisión en la serie Guardianes de la Bahía en 1999 y aún no tenía esa cicatriz, ni la nariz que hoy lo caracteriza.

Una vez que ganó popularidad con Baywatch, fue llamado para formar parte del elenco de Stargate Atlantis, otra serie de televisión. Así, una vez que llegó el año 2008, vivió una situación espeluznante que lo llevó a conseguir el aspecto y los exitosos papeles en el cine que tiene hoy.

Se rumora que era tanto el interés del actor por formar parte de la película Conan El Bárbaro que pidió a uno de sus amigos que le rompiera la nariz solo para ser elegido. Mucho por un papel, ¿o no?

“Quería tener mi nariz rota para el papel, pero no estaba seguro de cómo conseguirlo. Le dije, tengo una idea. Creo que deberías romperme la nariz, ¿lo harías? Mi amigo simplemente lo hizo muy bien, maldita sea”, compartió el actor para ComicBookMovie.

También te puede interesar: ¿Por qué Amber Heard defecó en la cama de Johnny Depp?

Así, su nariz dejó de tener la armonía de chico bueno que lo caracterizó por muchos años y lo convirtió en el hombre rudo de hoy en día, pero… ¿cómo fue que consiguió esa cicatriz?

Lo cierto es que la cicatriz fue producto de un altercado en un bar. Durante la pelea uno de sus adversarios le propinó un golpe tan fuerte con un vaso o una botella que le abrió la ceja por lo menos de cuatro a cinco centímetros.

Para conseguir cerrar la herida, los médicos le pusieron 140 puntos de sutura, de acuerdo con declaraciones del protagonista de Aquaman al diario NY Post, el accidente y sus consecuencias le ayudaron a tener más y mejores actuaciones.

“Me han llamado ‘chico bueno’ durante toda mi vida. Es como ‘Bien, ahora ya no soy así'”, afirmó.

También te puede interesar: MET Gala 2022: Los mejores looks de la noche

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.