Especial
agosto 01, 2017 10:26 AM
Redaccion Central
Actualidad Revista Central

Dentrofilia, ¿el amor por tener sexo con plantas y vegetales?

La atracción hacia estos elementos naturales forma parte de este fetiche

Redacción: Central

Desde una hierba hasta una rama, es la atracción fundamental que se refiere a la dendrofilia. La palabra significa “amor hacia los árboles”, por lo que sus practicantes suelen aprovechar los huecos o protuberancias que aparecen en la corteza del tronco con diferentes fines eróticos.

“Nunca lo había pensado, pero cuando lo viví por primera vez me di cuenta de que el sexo tenía más sentido en un entorno salvaje, y poco a poco me fue apeteciendo interactuar con otros elementos naturales” dijo Andrés H. en una entrevista.

Las personas también utilizan las flores para proporcionarse compañía sexual, según algunos testimonios, les proporciona una gran potencia sexual con un tacto suave o con un roce intenso y delicado.

Vegetales como los pepinos, las zanahorias o los calabacines (debido a su forma fálica) pueden ser empleados como un autoplacer natural por estas personas.

Dentro de esta parafilia, el placer puede obtenerse desde frotarse con un árbol o toda clase de plantas o vegetales al utilizarlos como un objeto sexual.