entrevista ishbel bautista
Revista Central

La actriz: Estudia y actúa teatro en Xalapa, Veracruz; se quedó con un papel secundario en la película Luciérnagas, y está debutando en televisión con Hernán.

  El personaje: Una mujer náhuatl, posiblemente nacida en Veracruz. Una esclava que durante la batalla de Centla, señorío maya, fue regalada a los españoes. Al darse cuenta de que hablaba maya y náhuatl, Hernán la tomó como intérprete, consejera y hasta su mujer; juntos procrearon a su hijo Martín.

¿Cómo llega este papel a tu vida?

Yo estudio teatro en Xalapa, Veracruz, y una de mis compañeras tiene una agencia de casting. Mediante ella, me quedé en un papel secundario de la película Luciérnagas, y después, fui a hacer otro casting para un proyecto muy similar a Hernán, en el cual no me quedé; por eso, cuando me dijo de esta serie, pensé que se trataba de lo mismo y no quería ir.

Luego de mucho insistir, me convencieron. Primero, no podía creer que un proyecto tan grande le diera una oportunidad a alguien debutante como yo, así que fue lindo ir pasando las diferentes etapas y, finalmente, ser elegida.

La última selección se hizo en España, y fue súper bonito, pues yo no conocía dicho país; disfruté mucho el casting, me recibieron con cariño y paciencia.

entrevista ishbel bautista
Revista Central

¿Cómo fue la primera vez que pisaste el set de Hernán?

Fue cuando hicieron un ensayo general de cámaras; ahí conocí a mis compañeros. Estaba muy nerviosa, porque hacíapocos días que me habían dado mis diálogos. Le pregunté a Víctor Clavijo “¿qué pasa si me equivoco?”, porque yo venía de hacer teatro y ahí no puedes repetir, no puedes parar, pero él me dijo que me calmara, que se podía cortar y volver a comenzar, y como sólo se trataba de un ensayo, no era necesaria tanta precisión.

Los dos directores, Norberto López “Tito” y Julián de Tavira, también me ayudaron mucho y la gente, en general, fue muy cálida.

¿Cómo concebías a la Malinche antes de interpretarla y cómo la concibes ahora?

Tenía una visión permeada por lo que nos han vendido como mexicanos. Yo usaba sin remordimiento la palabra “malinchismo”, pero lo bonito de mi carrera es que te sumerge en investigaciones profundas, y fue muy rico descubrir todas las aristas de mi papel.

Como actriz, no puedes juzgar a tu personaje, lo debes defender a capa y espada. Esta experiencia me permitió ser empática con alguien que enfrentó ciertas circunstancias, que no era villana ni heroína, sino una mujer que vivió, se enamoró, odio y se arrepintió.

entrevista ishbel bautista
Revista Central

“En los ojos del personaje está todo. Entender esto fue muy bonito para mí, porque el tren del pensamiento y circunstancias ya no estaban en una producción grande, sino en mi interior”
Ishbel Bautista

¿Ya te cayó el veinte de que eres la protagonista de una producción monstruosa?

Ya lo asimilé, y sí significa un antes y un después en mi vida. Es el proyecto más significativo que he vivido. Entender el lenguaje del cine es mágico y enriquecedor.

Para leer la entrevista completa, compra nuestra edición diciembre - enero 2020.