Foto: Especial / Mamá joven cargando a su bebé
Foto Especial Mamá joven cargando a su bebe

Redacción: Central

  México ocupa el primer lugar de embarazo juvenil con 77  nacimientos por cada mil jóvenes de entre 15 y 19 años, según la ocde. ¿qué factores sociales ocasionan estas cifras,  qué estamos haciendo mal y cómo solucionarlo?  platicamos con expertos en el tema.  

“Me enteré a los 18 años  que estaba embarazada. Fue difícil decirle a la familia. Todos tienen muchas expectativas sobre ti. Me costó trabajo aceptarlo hasta que vi mi primer ultrasonido, ahí me  cayó el veinte y sentí pánico, no sabía  qué iba hacer, cómo la mantendría... Era una niña jugando a ser mamá”, dice Roxana Trujillo Medina, una de  las tantas adolescentes en México que  fue madre recién entraba a la preparatoria.  

“Fui mamá soltera. Al principio, nadie iba a poder cuidar a mi hija. Mi mamá trabaja y me enfrenté a una realidad muy fuerte, no es nada fácil. Reconozco que me equivoqué. Los niños  son una bendición, pero a la distancia, a esa edad, ni la prepa terminaba y mi  relación con el papá de mi hija no era  estable”, reflexiona.

Foto: Revista Central / Madres adolescentes en cifras
Foto Revista Central

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el embarazo adolescente es uno de los factores principales que provoca la disminución de oportunidades personales, sociales  y profesionales de las mujeres. 

En tanto, en el Informe del 2017 del Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se asevera que 32.7 millones de mujeres en México son madres y de ellas, seis de cada 10 tienen alrededor de 14 años. 

Además, estos resultados señalan como consecuencias la violencia sexual o desconocimiento  y falta de acceso a métodos de anticoncepción. 

Foto: Getty Images / Mamá joven cargando a su bebé
Foto Getty Images Mamá joven cargando a su bebe

Por otro lado, la Secretaría de Salud informó que cada día nacen 28 bebés de niñas, y que existen  778 muertes maternas anuales, de las  cuales 101 son de mujeres menores de 19 años.  

“Desde los 15 años pensaba en tener un bebé joven porque quería pasar más tiempo con ella y tener mi juventud a favor para el crecimiento de mi  hijo. En la secundaría platicaba con mis  amigas sobre qué haríamos a esa edad con un bebé, yo les decía que seguro a mí no me iban a decir nada, pues mi  mamá también me había tenido joven y era madre soltera. 

Foto Revista Central
Foto Revista Central

“Tener una relación y sentirte enamorada es lo máximo,  pero antes de eso debes pensar en  cuidarte, hay muchas formas de hacerlo. Lo más importante es preguntarte siempre qué pasará si tu relación no avanza y quedas embarazada, qué pasará si no terminas la prepa ni la universidad,  cómo vas a trabajar y mantener  a un hijo. La responsabilidad es de nosotros”, finaliza Roxana, quien hoy tiene 26 años de edad y cursa el último semestre de psicología.