Patricio.jpg
junio 22, 2020 12:28 PM
Brisa Granados
Actualidad Revista Central

Patricio Gallardo, el bully de “Control Z”

La serie, producida por Billy y Fernando Rovzar, sigue arrasando en audiencia por Netflix, y Patricio, quien interpreta a Gerry, nos cuenta más.

La incursión de Patricio en el medio artístico fue casual, él nos cuenta: “Al año y medio de edad hice una novela. Mi tío, Gerardo Gallardo, que en paz descanse, era actor, lo cuál me influyó mucho. Aparte del amor por las películas y por lo que provocaban en mí. Todo en conjunto hizo que fuera inevitable escoger este camino, y hoy en día no me veo haciendo nada más”.

Y a pesar de tantos años actuando, Gallardo recuerda el momento que más nervioso se sintió dentro de un set. “Fue para Lucho en Familia, de Corazon Films. Invité a mi mamá y a mi hermano al set, y resulta que en la primera escena tenía que besar a mi pareja de escena (Tatiana Martínez) de una manera un poco agresiva. La azotaba contra un portón y nos besábamos. Ya con esto se pueden imaginar los nervios: Primera vez enfrente de cámaras, de un crew, de luz, con mi familia viéndome y yo besando apasionadamente a la actriz, ja, ja, ja”.

Sobre ese proyecto que tanto lo marcó también nos reveló: “Lucho en Familia fue mi primer clase de actuación. Veo lo que hice y me da pena, pero pues todos tenemos un comienzo y este fue el mío. No recomiendo no tomar clases, yo lo hice después, pero pues por alguna razón gran parte de mi aprendizaje ha sido actuando y posteriormente cursos que he tomado y libros que he leído”.

Y si duda el papel que más lo ha retado actoralmente es Gerry de Control Z “Todo Gerry fue un reto. Desde el momento en que lo leí por primera vez hasta el último llamado. Estoy muy agradecido porque me hizo crecer, sin embargo fue incómodo. El reto mayor fue que a mí, en un principio, un tanto antes de comenzar a grabar la serie, no me caía bien Gerry, lo cual complicaba mi capacidad de interpretarlo con veracidad. Encontrar el por qué de Gerry, entenderlo empatizar y encarnarlo tomo tiempo y muchos días de frustración. Aparte de este claramente mis primeros personajes me asustaban mucho, era nuevo”.

Sobre Gerry también nos cuenta: “Lo disfruté mucho. Gran equipo en todos los aspectos. Nunca había trabajado con un director de la altura de Alejandro Lozano (Patas). Me hizo sentir cómodo y libre. Fue difícil para mi como ya mencioné Pero lo disfruté porque me hizo crecer. Junto con mi coach, Bryan Dal Pozo, creamos un pasado para Gerry: dónde nació, cuando, de que padres, cuántos hermanos. Creamos anécdotas clave las cuales dieron un giro en la vida de Gerry y lo llevaron a ser quien es y ligamos cada escena con cada objetivo al porque del objetivo general de la serie y de la vida de Gerry”.

La primera vez que Patricio vio terminada Control Z se quedó impactado: “La primera vez que lo vi fue terminando mi última escena de la serie (donde agarro la pistola en mi casa y me embriago con whisky). Vi la escena de la pelea del capitulo 3. Lloré mucho al verla ya que venia de hacer una escena en la cual Gerry se arrepentía hasta el fondo de si mismo de haber hecho eso. Mientras me la enseñaban empecé a llorar porque me dolió mucho verla. Gerry podría ser descrito en una palabra como el Bully, el abusador. Gerry es parte de las victimas del hackeo en la red de la escuela , dentro de su narrativa junto con la de Luis podremos ver las consecuencias de este”.

Así recuerda Patricio uno de los momentos más simpáticos durante las grabaciones de Control Z: “Me bronceé las pompas. Yo sabía que habían escenas de desnudo parcial, entonces desde antes de comenzar a grabar iba a camas de bronceado. Las primeras veces lo hice mal entonces no pude sentarme comúnmente por aptos una semana. Ya después, al momento de grabar la escena con Paty Maqueo, me doy cuenta que no logré el “coloreado” que buscaba, pero me puse una crema bronceadora que tenían en maquillaje. Mande una nota de voz al grupo al grupo, “No entren a mi camerino, estoy en bolas”. Me encargué de que todo el mundo supiera que me bronceé las pompas. ¿Para qué? Para llegar al set y escuchar que el Patas (el director) me dijo: “Pato, no te preocupes, no se te van a ver las pompas”. Así que mi esfuerzo no valió para nada. Aunque le dije que tenía que enseñarlas porque le eché muchas ganas, se negó. Así es este oficio.

Ver esta publicación en Instagram

It won’t be long now... 🤷‍♂️

Una publicación compartida por Patricio Gallardo (@patriciogallardo_) el