yahir portada
octubre 21, 2019 04:46 PM
Redacción Central
Actualidad Revista Central

Yahir, maduro y en constante evolución

Al sonorense nadie le ha regalado nada y, a sus 40 años, cada vez es más exigente en sus reflexiones, que dejan ver a un hombre en paz consigo mismo.

Por Brisa Granados

Hace tres años, en Central tuvimos un encuentro con Yahir para otro shooting de portada, uno completamente diferente a éste. Aquel fue en Hermosillo y San Carlos, Sonora; junto a su familia: extensa, fiestera y, sobre todo, unida; y él nos presumió, emocionado y orgulloso, cada rincón de su tierra. 

Muchas cosas han cambiado desde entonces... Yahir Othón Parra ahora tiene 40 años, se convirtió en papá por segunda ocasión hace tres y se arriesga más con sus temas musicales. 

Aunque aún es un apasionado de los deportes extremos, los autos y las motos, se ve diferente... Es evidente que su cuerpo cambió (ahora está más fit), pero la transformación más notoria está en su mirada, su tono de voz, su vibra, sus expresiones.

Ha entrado a los 40 y vibra en paz, esa paz que sólo se obtiene con los años y la madurez. Y así es el terreno que ahora está pisando: “Un terreno que cada vez se vuelve más complicado, porque ahorita es cuando debo prepararme mucho más. Soy más exigente conmigo y mis canciones. Siento que no puedo confiarme, tengo que trabajar el doble o triple de lo que hice antes. Fui muy estricto en la producción de mi disco y video”

yahir moto
yahir moto

“Nada es seguro y no quiero que la gente vea en mí a un cantante que ya se la creyó o que dejó de crecer y evolucionar, deseo tener viva esa chispa. A mis 40 años, han llegado proyectos increíbles, y espero que lleguen más y más”

Este año también marcó su debut en el teatro, pues fue invitado por Alejandro Gou para interpretar a Pedro en Jesucristo súper estrella, la gran apuesta del teatro musical de este año. “2019 me ha traído grandes compañeros (refiriéndose a La voz y a Jesucristo súper estrella), todos ellos sencillos, humanos, talentosos, personas que admiro y quiero mucho. Tenemos presentaciones cerradas en la Ciudad de México hasta febrero, después nos vamos de gira y regresamos. No hay manera de estar más feliz”, confiesa a Central. 

¿EL REY SIN CORONA? 

Al convertirse en uno de los participantes consentidos del público de la primera emisión del reality musical La Academia, la fama le llegó en 2002. Cautivó con su talento, espontaneidad y simpatía, y las concursantes del programa también acabaron enamorándose, sobre todo Nadia: “No sabes cuánto sufrí por Yahir, le lloré tres años”, confesó hace tiempo la cantante oaxaqueña. Él siempre fue claro con ella, no quiso romperle el corazón, y ahora son grandes amigos. 

Obtuvo el cuarto lugar de la primera generación del reality show, detrás de Myriam Montemayor (primer lugar), Víctor García (segundo lugar) y Nadia Yvonne López (tercer lugar). Pero su público nunca aceptó dicha posición y, a la fecha, le llaman: “El rey sin corona”

Al finalizar La Academia, regresó a Hermosillo y se dio cuenta del revuelo que había causado en su tierra: tuvo que salir del aeropuerto en un camión de bomberos, pues había más de cinco mil personas esperándolo afuera.

yahir pose
yahir pose

Filas de autos lo perseguían por la ciudad y cuando por fin llegó a casa de su mamá, encontró a más personas deseando conocerlo; estaban por todas partes, ¡hasta en el techo de la propiedad! Así com- prendió el significado de la fama. “Ahora entiendo que te ayuda mucho para darte a conocer y vender boletos de conciertos y discos, pero se va rápido; a veces eres más o menos famoso, pero lo que jamás debe morir es el arte. Yo podría dejar de ser famoso, no importa, pero no podría dejar de ser músico”

GRAN PAPÁ 

Cuando tenía 19 años, Yahir recibió una llamada de su novia, Jacqueline Fierros, quien le dijo que estaba embarazada. Él decidió mudarse a Tijuana para estar a su lado. El 12 de abril de 1998, nació Tristán Othón Fierros, y su vida dio un giro de 180 grados. Permaneció junto a la madre de su hijo dos años más, antes de que se separaran; ella quiso seguir estudiando y dejar al niño a cargo de su ex. “Yo era un adolescente”, comenta el artista, a quien sus amigos le ayudaban a cuidar al pequeño para ir a trabajar. 

No te pierdas la entrevista completa de Yahir en nuestra edición impresa de octubre.