Child Making Funny Silly Faces
NWphotoguy/Getty Images/iStockphoto
junio 02, 2020 05:57 PM
Pamela Aguado Laureano
Actualidad Revista Central

Confinamiento y niños con TDAH

Desde que inició el confinamiento por el brote del COVID-19, han cambiado muchas cosas en nuestra vida, como las rutinas diarias, que tuvieron que modificarse precipitadamente. Lamentablemente, los más afectados han sido los niños, en especial quienes presentan TDAH.

De un momento a otro, toda nuestra rutina se modificó, y estos cambios han afectado muchísimo a los niños, quienes dejaron de asistir a la escuela, pasear en bicicleta, convivir con otros niños y jugar en el parque.

Podemos ayudarlos a sobrellevar de la mejor manera las circunstancias; sin embargo, si presentan una condición, como Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), el reto es aún mayor.

Hasta 2018, el TDAH afectaba a más de un millón y medio de niños mexicanos; y en este momento, todos ellos se quedaron sin posibilidad a acudir a sus terapias y consultas habituales.

sad boy with worried stressed face expression looking down
SIphotography/Getty Images/iStockphoto
Closeup sad boy with worried stressed face expression looking down with brain melting into lines question marks. Obsessive compulsive, adhd, anxiety disorders concept

Por eso, los expertos se han dado a la tarea de dar algunas recomendaciones para afrontar esta situación desde el hogar, y que ellos toleren mucho mejor la nueva cotidianidad:

1. Planear una rutina: Necesitamos que sea lo más parecida a un día escolar normal. Hay que establecer el momento de aprendizaje por la mañana y mantener los horarios habituales de comidas, higiene y entretenimiento de la rutina normal.

2. Realizar tareas escolares: Esto puede presentar uno de los mayores retos durante el día, pues los pequeños suelen distraerse con todo lo que esté a su alcance, aunque sean sus instrumentos de trabajo, o piensan en otras cosas. Por eso es importante tener en cuenta lo siguiente:

a) Trabajar en lapsos de 45 minutos, hacerles saber exactamente qué deben hacer durante ese tiempo y qué objetivos alcanzar, y después, ofrecerles un momento de distracción.

b) Elogiarlos cuando estén haciendo de manera correcta sus actividades. Reforcemos esa actitud con comentarios alentadores, intensos y muy puntuales, como: “¡Excelente trabajo al comenzar tu tarea tan rápido!”.

c) Tener mucha paciencia. Recuerda que los niños que tiene TDAH son más explosivos y se frustran y alteran con gran facilidad.

3. Hacerlo partícipe de la organización: Es recomendable que el niño forme parte de la planeación de su rutina, pues así la entenderá de manera adecuada, además de que se podrán establecer objetivos realistas para llevar a cabo día con día.

4. Destinar un rato del día para dedicarle toda tu atención: Puede ser al terminar todas sus actividades escolares, pero asegúrate de que ese tiempo sea totalmente para él; no te distraigas con el celular ni otras actividades.

5. Estimular en ellos sentimientos de seguridad, tranquilidad y estabilidad: Platica mucho con ellos sobre lo que sienten y piensan.

Tener un niño con TDAH vuelve todo muy metódico, pero no todo son órdenes y obligaciones; también hay que recordarles lo mucho que los queremos y disfrutarlos al máximo, pues algo bueno de esta cuarentena es que podemos compartir y convivir con ellos mucho más que en la normalidad.