Little child in front of huge blackboard

agosto 31, 2020 06:18 PM
Antonio Domínguez Sagols*
Actualidad Revista Central

La importancia de canalizar e impulsar el talento de los niños en México

Existe en México un Sistema Educativo para el Desarrollo del Talento. A la fecha, el 90 por ciento de sus egresados ha conseguido becas en las universidades de mayor prestigio en el país.

Hoy en día, la prosperidad económica y social de un país está íntimamente ligada al desarrollo del talento de sus ciudadanos. Por esta razón, empresas e inversionistas están en una búsqueda constante de talento.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, 2017), el conocimiento y la información tienen un impacto positivo muy relevante en la vida de las personas, por lo que contar con métodos educativos innovadores y de vanguardia, es un tema de gran interés a nivel mundial. La educación es un gran impulsor de cambio y de prosperidad.

En tal sentido, en las últimas décadas, la necesidad de crear estándares de competitividad y eficiencia ha ido creciendo. Los modelos educativos orientados al desarrollo del talento se han vuelto el vehículo para el cambio y las mejoras sociales. Singapur es un claro ejemplo de ello; en ese país, la educación es un eje fundamental relacionado directamente con el crecimiento económico, al estar ligado a la especialización de su capital humano. Con un modelo educativo de excelencia, Singapur pasó de ser un país en desarrollo a convertirse en una de las economías más importantes a nivel mundial; de ser una isla pobre, se volvió una de las naciones más ricas del mundo.

Esto es un gran ejemplo de cómo los países que brindan las herramientas para impulsar el talento de su gente atraen inversión, detonan la innovación y crean condiciones para la prosperidad.

México tiene una población de jóvenes que destacan y se diferencian de manera significativa por su talento, pero desafortunadamente, en la mayoría de los casos, no son detectados y estimulados, por lo que sus capacidades se diluyen. Estos jóvenes sobresalientes requieren de un contexto favorecedor que los catapulte y les permita impulsar y enfocar sus dones y habilidades. Por ello, desde hace 23 años, en Fundación Azteca se ha desarrollado un Sistema Educativo para el Desarrollo del Talento, cuyo objetivo es formar estudiantes líderes, autónomos, con pensamiento crítico y conciencia social, que sean agentes de cambio para sus comunidades y nuestro país. Este sistema incrementa capacidades y potencia el talento de los estudiantes a través de:

  • Ambientes digitales, tecnología y robótica, en donde los alumnos estimulan su creatividad, innovación y emprendedurismo, con el objetivo de promover el trabajo en equipo e incentivar la pasión por encontrar soluciones de vanguardia a los retos de la sociedad.
  • Un acompañamiento psicopedagógico y de habilidades para la vida que interviene a alumnos, docentes y padres de familia, permitiendo el desarrollo emocional y cívico de los alumnos, principalmente en aspectos como pensamiento crítico, pensamiento creativo, solución de conflictos, autoconocimiento, autorregulación y autoestima.
  • La impartición de asignaturas extracurriculares que complementan y fortalecen el talento, tales como: inglés avanzado, arte, humanidades e historia; esta última como un medio para fomentar el orgullo y amor por nuestro México.
Little child in front of huge blackboard


En definitiva, si proveemos las condiciones y herramientas adecuadas, favorecemos a que los jóvenes talentosos puedan canalizar sus capacidades en beneficio propio y, por extensión, en sus comunidades y entorno.

En Fundación Azteca de Grupo Salinas estamos convencidos de que apostar por el impulso al talento, es la forma de brindar oportunidades y crear condiciones idóneas para la prosperidad en México. A la fecha, 12,578 alumnos se han graduado del Plantel Azteca Ciudad de México, de los cuales, el 90% ha conseguido becas en las universidades de mayor prestigio en el país. Actualmente, estamos trabajando en la implementación de nuestro sistema educativo en dos escuelas públicas en Guanajuato y León y este ciclo escolar se aperturan planteles en Hidalgo y Estado de México.

Aún hay mucho por hacer, pero tenemos la oportunidad de tomar el futuro en nuestras manos. Una sociedad que empodera a sus jóvenes con herramientas y capacidades para transformar su vida y entorno, es una sociedad que progresa. Hoy más que nunca, trabajemos juntos para diseñar el país que queremos.

* Antonio Domínguez es director general de Fundación Azteca

Fb: Fundación Azteca
Ig / Tw: @Fundacionazteca
YouTube: FundacionAztecaOf