Árbol de jacaranda: cuidados y algunos datos que tal vez no conocías
Getty Images

Cuidados y datos que no conocías sobre el árbol de jacaranda

Lo mejor de la primavera es el hermoso color morado del árbol de jacaranda, por eso te revelamos algunos datos sobre su cuidado y de dónde provienen.

Una forma de saber que la primavera llegó a México es con el hermoso color morado del árbol de jacaranda, una especie que embellece las calles, sobre todo en la Ciudad de México.

  Si a ti te encanta ver este árbol tanto como a nosotros, te revelamos algunos datos curiosos que tal vez no conocías sobre las jacarandas y alguno consejos sobre su cuidado.

¡Toma nota!

¿Cuál es el origen del árbol de jacaranda?

Si creías que este hermoso árbol era 100% mexicano, te tenemos malas noticias que te romperán el corazón.

El árbol de jacaranda no es mexicano, sino que es originario de América del Sur.


De acuerdo con la CONABIO, las jacarandas provienen de las zonas húmedas de Bolivia, Argentina, Paraguay y Brasil.

¿Cómo llegaron las jacarandas a México?

Se cree que el árbol de jacaranda llegó a México gracias a dos migrantes de origen japonés, Tasuguro Matsumoto y su hijo, Sanshiro Matsumoto.

Se dice que Tasuguro Matsumoto tenía un negocio de jardinería en la colonia Roma y empezó a plantar este hermoso árbol en el país.

Incluso que, después de la Revolución Mexicana, Tasuguro le propuso a Álvaro Obregón plantar estos árboles en la Ciudad de México.

La jacaranda sí tienen fruto

El árbol de jacaranda sí da fruto y consiste en una cápsula dura y aplanada de color café claro que parece castañuela o una hoja seca.

¿Qué significa jacaranda?

Según la CONABIO, jacaranda proviene de la palabra guaraní Jacarandá, que significa “fragante” o “madera fuerte”.

Lo curioso de la flor de este árbol es que no tiene ningún olor particular.

Cuidados del árbol de jacaranda

Aunque este árbol se adaptó perfectamente al clima de México, sobre todo de la CDMX, es una especie delicada que necesita grandes cuidados.

El árbol de jacaranda debe crecer en un lugar cálido, donde siempre le dé el sol y debe estar alejado de los vientos fuertes.

Además, debido al crecimiento de sus raíces, debe ser plantado a unos 10 metros de las edificaciones, ya que podría derribar muros y levantar el pavimento.

También se recomienda plantarlo en lugares húmedos; si no es así, necesitará mucho agua para crecer.

Se recomienda regarlo cada tercer día y por las noches. Si llueve, no es necesario regarlo.

Este árbol también necesita de abono ya sea de excremento de animales o bien, de desperdicios orgánicos.

Las jacarandas son un espectáculo hermoso que no puedes dejar de ver esta primavera.