Principal.jpg

El discurso político de Kamala Harris a través de su imagen

La primera mujer afroamericana en llegar a la vicepresidencia de Estados Unidos continúa estableciendo pautas… Y vale la pena poner especial atención en el mensaje detrás de la elección de sus prendas y comunicación no verbal.

A lo largo de las últimas semanas, se ha hablado sobre el lado político de la llegada de Kamala Harris al poder, un puesto de suma importancia para una mujer afroamericana, india y quien, además, marca el camino de la Casa Blanca más diversa de la historia. Pero es momento de analizar una de sus armas más poderosas y la que más comunica: su imagen pública.

  Y acuérdense, que nada es coincidencia cuando se trata de este tema… Y no nos vayamos muy lejos, el pasado 20 de enero de 2021, en la toma de posesión, la mandataria portó un atuendo poderosamente simbólico por su color: morado.

Investidura.jpg

· El color morado simboliza un mensaje de unidad y de la lucha por la igualdad racial y de género. En cuanto a la unidad, el púrpura resulta de la mezcla de los colores azul (que representa a los demócratas) y el rojo (que representa a los republicanos).

· Feminista y defensora del aborto. La elección de este color es también, un guiño a las primeras sufragistas y a las mujeres en general.

· Además, la vicepresidenta ha escogido creaciones de diseñadores negros para todos sus compromisos a lo largo de su mandato.

Lo anterior, haciendo referencia específicamente al día de la investidura, pero a lo largo de su campaña y previo a su nombramiento Kamala ha desprendido su discurso político a través de su vestimenta.

Tenis.jpg

¿Qué hay detrás de usar tenis y t-shirts? Tres mensajes importantes:

“La importancia de crecer viendo a una mujer en un puesto de poder no sólo atañe a las niñas, también puede influir en la visión de los jóvenes sobre el mundo”. KH

1. La ahora vicepresidenta de Estados Unidos busca hablarles especialmente a las nuevas generaciones… He ahí la primera razón del por qué de la elección de estos zapatos y camisetas. A través de ellos, busca lograr cercaría, liderazgo y un impacto social y emocional. Hacerles saber que los sueños claro que se cumplen, que no importa el color de piel, el género o las circunstancias, si se trabaja y se apuesta en grande. Harris cree firmemente en que las niñas, niños y jóvenes pueden cambiar la historia y reescribir un mejor futuro.

“Podré ser la primera mujer en este cargo, pero no seré la última”. “Porque cada niña que me está mirando esta noche ve que este, es un país de posibilidades”. KH

2. Por otro lado, este par de tenis envía el menasaje de que una mujer empoderada no tiene por qué siempre aparecer en tacones de aguja… Los tiempos han cambiado y el papel de la mujer también.

“Por la gente y para la gente”. KH

3. Los sneakers y zapatos bajos comunican su compromiso con la gente por seguir recorriendo las calles y viviendo de cerca y junto con el pueblo estadounidense el panorama político, económico y social del país. Denotan empatía, trabajo y compromiso.

Trajes.jpg

¿Por qué vestir con trajes coordinados?

1. Antes que cualquier cosa: Un saco y un pantalón de vestir con estructura, son sinónimo de autoridad, formalidad y profesionalismo. Las hombreras en los sacos y los trajes perfectamente bien planchados y en corte recto envían un mensaje de poder.

2. Además, opta por tonos monocromáticos por una simple razón: Esta forma coordinada de vestir denota claridad mental, orden, organización, pulcritud y sobre todo, congruencia en su pensar y actuar.

En conclusión, la combinación entre lo formal y lo informal, representan la unión de creencias, preferencias políticas, clases sociales, razas y de la Nación en su totalidad.

Esta dualidad en la elección de sus prendas, nos deja claro que la ya vicepresidenta de Estados Unidos Kamala Harris, consagra una carrera fuera de lo común, rompiendo paradigmas y estereotipos, empezando por lo más evidente: su imagen. Porque nadie en la historia del planeta ha logrado algo extraordinario desde un lugar común y haciendo lo mismo que el resto.

kamala-harris-senadora.jpg

¿Pero qué hay de su sonrisa?

Y para este punto quiero hacerles una pregunta. Qué es lo primero que se les viene a la mente cuando les digo que se imaginen a un político?
Exactamente, en estos tiempos, la sentencia de muerte de los políticos es “parecer demasiado políticos”.

Por eso, la sonrisa es clave en esta profesión. Y Kamala lo ha hecho muy bien. Su frescura, elocuencia, entusiasmo lenguaje corporal, son sinónimo de sinceridad y esto, es lo que los votantes premian.

¿Quién está detrás del a imagen de la mujer más influyente de Estados Unidos?

No se sabe… Pero entre los rumores se ha extendido que este logro solo puede ser obra de Karla Welch. La mejor estilista de celebridades en activo. El mundo la reconoce por ser la responsable del look de Justin Bieber. Una stylist de perfil bajo al igual que su cartera de clientes; entre las que se encuentran, mujeres con carreras que hablan de un talento reconocido en sus respectivos sectores y con un perfil cercano al activismo celebrity.

Entre que es o no es la stylinst, por lo pronto les puedo decir que tiene una gran misión: Poner en alto el compromiso de la moda al servicio de la política.