Chateau Haut-Brisson francia bordeaux
Nicolas Claris/Nicolas Claris

Amantes del vino y la buena vida, este es el paraíso

La región vitivinícola francesa es el sueño de muchos por sus condiciones únicas, ideales para ofrecer vinos exquisitos provenientes de una impresionante variedad de viñedos, como el espectacular Chateau Haut-Brisson.

Hablar de Francia es hablar de vino, tradición y una de las mejores regiones vitivinícolas del mundo.

  En particular, Burdeos es la zona productora de vino más famosa de Francia y, claro, del mundo, con más de 115 mil hectáreas dedicadas al cultivo de la vid. Su belleza cautivó al exitoso empresario Peter Kwok, quien a través de Vignobles K Group, se ha dedicado a producir vinos fabulosos.

Burdeos es la zona productora de vino más famosa de Francia y, claro, del mundo, con más de 115 mil hectáreas dedicadas al cultivo de la vid.
emilion chateaux francia Bordeaux

Un apasionado por Francia en el mundo vitivinícola
Para Kwok, hacer vino en Burdeos es parte de su larga historia de amor con Francia. Sus padres lo criaron en Saigón, Vietnam, donde admiraba la arquitectura francesa, el café tostado oscuro y las baguettes crujientes.

En 1997, adquirió Chateau Haut-Brisson, debido a su pasión por Francia y para que sus hijos se adormecieran con la cultura francesa. Así nació Vignobles K, empresa familiar que ahora reagrupa siete propiedades vitivinícolas –situadas en los mejores terruños de cuatro prestigiosas denominaciones de Burdeos– para honrar el pasado histórico de cada una de estas.

Este experimentado banquero obtuvo un doctorado en finanzas y luego se desempeñó como presidente de CITIC Resources Holdings Ltd., la subsidiaria de energía de la compañía de inversión estatal más grande de China, Citic Group.


Peter es un gran conocedor del arte chino. Parte de su colección Dong Bo Zhai de vasos chinos de bronce para beber, objetos de arte de oro y estatuas budistas de mármol se exhibió en 2011, en el Musée du President Jacques Chirac, en Sarran, Francia.

emilion chateau bordeaux Francia

Del surgimiento al rescate de un tesoro histórico
Château Bellefont-Belcier perteneció originalmente a una familia de Burdeos muy poderosa. A finales del siglo XVIII, el conde Louis-François de Belcier fundó el viñedo y luego, a principios del siglo XIX, construyó el castillo que nombró Bellefont –“belle fontaine” significa “hermosa fuente”, y es una referencia a los numerosos manantiales escondidos en la ladera en los que las vides hunden sus raíces.

Después, el chateau pasó a manos de la familia Faure a finales del siglo XIX. Fue en ese momento que el viñedo se convirtió en un emblema de la región vinícola de Bordeaux y ganó una gran cantidad de premios –incluida la única medalla de oro otorgada a los vinos de Burdeos en el concurso de París de 1892.

El Tour Saint Christophe se encuentra en Saint-Christophe-des-Bardes en las fronteras de Saint-Émilion –una joya del sur de Francia–, y además de la producción de vinos deliciosos, su arquitectura es un elemento que llena de vida a la comunidad, pues su viñedo está parcialmente ubicado en terrazas estrechas, creando un paisaje en cascada sobre la ladera de Cassevert, con vistas al valle de Saint Laurent.

Vignobles Bordeaux Francia

Desde que fue adquirido por Peter Kwok y su hija Karen en 2012, su restauración se ha enfocado en respetar la producción histórica de sus vinos junto con una meticulosa restauración de los viñedos, incluyendo la construcción a mano de las terrazas.