volcanEtna.jpg

Un bello espacio para el descanso, a los pies del monte Etna

Privilegiado con un paisaje surreal por su ubicación, entre el imponente monte Etna y el mar Mediterráneo, el hotel boutique Monaci delle Terre Nere es ideal para quien busca relajación y calidad de vida, en un entorno lleno de encanto y lujo.

Sicilia, la isla mediterránea más grande, es una de las joyas de Italia. Su rica historia se refleja en sitios como el Valle de los Templos, las ruinas bien conservadas de siete templos griegos monumentales de estilo dórico, y los mosaicos bizantinos de la Capilla Palatina, una antigua capilla real en la capital, Palermo. En el extremo oriental de la exótica e intrigante isla de Sicilia, se encuentra el monte Etna, uno de los volcanes activos más altos de Europa. Al caer la noche, cuando la lava brilla en la oscuridad bajo un cielo estrellado, cada instante forma parte de una fantasía.

  En las laderas del Etna, el tiempo tiene un ritmo diferente, casi tangible en la magia de la belleza natural y el interesante pasado y la cultura de esta seductora tierra.

El monte Etna, que se eleva sobre Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia, tiene uno de los registros históricos de vulcanismo más largos del mundo, el cual se remonta al 1500 a. C.

Es imponente y drásticamente bello, y sus constantes erupciones cubren los alrededores en tierra negra y crean un paisaje surreal. Ahí, en las laderas del volcán, se alza la histórica finca Monaci delle Terre Nere.

monte etna

Auténticamente siciliano, el hotel combina elementos de arte y diseño modernos con un profundo sentimiento histórico. Su relajado ambiente se extiende por las terrazas de pasto entre rocas volcánicas, donde pasé horas contemplando la vista al volcán y al Mediterráneo, disfrutando de un mundo de relajación y paz con un setting extraordinario.

monte etna

Monaci delle Terre Nere es un orgulloso miembro del prestigioso Relais & Châteaux, una asociación que establece el estándar de oro para hoteles y restaurantes únicos, de alta gama e independientes en todo el mundo.

Llena de encanto y belleza natural, la finca fue creada originalmente por los monjes de la orden de Santa Ana en el siglo XVIII. Hoy en día, es hogar de un encantador hotel boutique cuyo terreno se extiende a lo largo de 25 hectáreas de tierra negra y ofrece un aire de privacidad, pues está escondido entre árboles, viñedos y cultivos.

monte etna

Toda una experiencia culinaria

Con una genuina identidad eco-bio, Locanda Nerello es la expresión de la finca del hotel, donde la dedicación a la tierra y el respeto por el medio ambiente se combinan con la pasión por la comida y el territorio, con los refinados vinos del Etna como protagonistas.

monte etna

Este restaurante está profundamente comprometido con la causa del movimiento slow food. Aquí creen en la actitud de lentitud, les apasiona la comida como elemento de autenticidad y experiencia en sí misma.

El objetivo de Locanda Nerello es recuperar lo que parece que hemos perdido: los gustos y sabores originales, a base de ingredientes sanos y refinados, variedades de trigo ancestrales y raras especies autóctonas de frutas y verduras. Y su arte culinario nos hace partícipes en la tierra misma donde se encuentra, su cultura y estilo único.

Monaci delle Terre Nere
Ig @monacidelleterrenere

Locanda Nerello
Ig @locandanerello