Comida

Los ingredientes más extraños en la gastronomía francesa

Por: Emmanuel Cacho 04 junio 2024 • 3 minutos de lectura

La gastronomía francesa es una de las más influyentes en el mundo, pero también es una de las más atrevidas y exóticas, en cuanto a ingredientes se trata

Compartir:

Los ingredientes más extraños en la gastronomía francesa
Janine Cheung

Francia es un pilar en la gastronomía a nivel mundial, y es que esta región es famosa por sus vinos, fuerte y oloroso queso, su ratatouille o su gran variedad de platillos, icónicos de la alta cocina. Pero, como en todos los países que destacan por la buena comida, esta zona ubicada en Europa Occidental tiene algunos ingredientes bastante exóticos, que forman parte de platillos emblemáticos.

La gastronomía francesa destacan por sabores únicos y prominentes, que elaboran diferentes sensaciones en nuestros paladares, pero no todo lo exótico es exclusivo de la oferta gourmet de este país.

Algunos ingredientes, que podrían parecer raros en otras regiones, son también consumidos en algunos países donde Francia tuvo una fuerte influencia cultural, por ejemplo, en México también se consume la tripa y la lengua de res. Del mismo modo, algunos platillos distintos ya son tan famosos que no parecerían tan raros, como las ancas de rana o los caracoles terrestres.

junio 04, 2024 02:05 PM • 3 minutos de lectura

Los ingredientes más extraños en la gastronomía francesa

1. Erizo de mar

Conocidos en Francia como l’oursin, el erizo de mar se consume crudo, y se sirve en su caparazón cubierto de púas, mientras que su carne gelatinosa es lo que se ingiere, que tiene un sabor salado, como de mar. Este invertebrado también se come en algunas partes de Asia, y es frecuente encontrarlo en recintos de sushi en todo el mundo.

La gastronomía francesa es una de las más influyentes en el mundo, pero también es una de las más atrevidas, en cuanto a ingredientes se trata.
Wikimedia Commons

2. Caracoles marinos (Escargot)

No podemos hablar de ingredientes exóticos en esta región sin hablar del caracol terrestre, conocido también como escargot en la cocina francesa, siendo uno de los platillos más reconocidos de esta gastronomía, preparados de una forma muy sencilla, con la combinación infalible de este país: ajo y mantequilla.

3. Buccino

Además del famoso escargot, los franceses también gustan del buccino, un tipo de caracol marino que destaca por su hermoso caparazón. Este se prepara muy similar a la versión terrestre, usualmente con ajo y mantequilla, aunque también se puede servir frío, que destacan por su consistencia chiclosa.

4. Páncreas y timo de ternera

En Francia se le conoce como Ris de veau, panecillos dulces o lechecillas, a un platillo conformado por el páncreas y el timo de la ternera, este último es una glándula que se ubica en el pecho de esta cría. Esta se sirve empanizada y frita, o asada, que destaca por su suavidad interna, que contrasta con su cubierta crujiente.

5. Caballo

Aunque en muchos países se come la carne de caballo, en Francia es tan común que se puede conseguir incluso en los supermercados, pues en el pasado resultaba una alternativa barata a otras proteínas. Con el paso del tiempo, este ingrediente ha subido de precio, aunque aún tiene muchos entusiastas en este país.

Los ingredientes más extraños en la gastronomía francesa
Bünyamin Kurtgöz

6. Testículos de oveja

En varios restaurantes de gastronomía francesa encontrarás couilles de mouton, cuyo ingrediente principal son los testículos de la oveja. Su versión más popular se conoce como les frivolités bénénentines, que consta en pelar las coullies, hervir en agua, cortar en rodajas delgadas y sazonar con sal, pimienta, ajo, perejil, limón y vinagre.

7. Salchicha chirriante

Este embutido no destaca por verse sumamente apetitoso, pero los paladares valientes que se atrevan a probarlo descubrirán que esta salchicha de grano grueso está hecha de los intestinos del cerdo, que además tiene un olor potente y bastante desagradable.

8. Cerebro de oveja, cordero o buey

Los sesos de oveja y de cordero se preparan salteados, que se preparan con harina y condimentos, para después entrar a la freidora. Por otro lado, el cerebro de buey, destacado por su textura más firme, se utilizan como relleno de tartas de hojaldre.

Algunos ingredientes exóticos de Francia más conocidos

1. Hígado graso de pato o ganso (foie gras)

El polémico foie gras es considerado un manjar, y está elaborado a partir del hígado graso de pato o ganso.

Los ingredientes más extraños en la gastronomía francesa
Wikimedia Commons

2. Riñones de ternera

Los riñones de ternera son servidos con una deliciosa salsa de mantequilla y mostaza, o con una crema de hongos que resulta en todo un manjar.

3. Ancas de rana

Este ingrediente es un esencial en cualquier restaurante francés. Las ancas de rana se preparan con ajo y mantequilla, o empanizadas y fritas.

4. Cabeza de ternera

La cabeza de ternera es impactante para las personas que no están acostumbradas a consumirla, pues en una de sus preparaciones más clásicas, se sirve en una bandeja al centro completa, menos el cerebro y la lengua, después de ser cocida a fuego lento por horas, hasta que la piel se vuelve gelatinosa.

5. Morcilla

En Francia se le conoce como Budín Noir, y es una salchicha elaborada con sangre de cerdo o vaca, y se sirve con cebolla y papas.

Los ingredientes exóticos de la gastronomía francesa pueden ser impactantes o polémicos, pero la gran mayoría han sido parte fundamental en el desarrollo de la alta cocina mundial. ¿Te atreves a probarlos?

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

Etiquetas

×
X