libro elias rizo arquitectos
Cortesía de Arquine

Elías Rizo Arquitectos son un estudio fundado en 1996 por Elías y Alejandro Rizo. Trabajan habitualmente en regiones de Jalisco, con obras que se encuentran en ciudades y en entornos más suburbanos. Con una vocación por explorar la vivienda unifamiliar y colectiva, los materiales que escogen para sus proyectos destacan por sus texturas y brillos, y por sus grandes aberturas, lo que vuelve a sus proyectos un estimulante para los sentidos sin que dejen de ser funcionales.

Elías Rizo, el fundador, estudió en la Escuela de Arquitectura de Guadalajara con maestros tan relevantes como Ignacio Díaz Morales y Marco Aldaco. Posteriormente, continuó sus estudios en la Universidad Politécnica de Cataluña, Barcelona, una ciudad que experimentaba los efectos renovadores de las olimpiadas.

casa dspr
MARCOS GARCIA

Alejandro Rizo, hermano de Elías once años menor, quedó fascinado al ver a su hermano ya en la universidad, haciendo una maqueta de un parque. Desde entonces, supo que quería ser arquitecto. Después de estudiar en el ITESO e igualmente en Barcelona, regresó en 2009 a Guadalajara para incorporarse al despacho que iniciara su hermano. Desde el inicio de su historia, buscaron clientes y proveedores para conformar un cuerpo de obra que Arquine publica en su monografía Elías Rizo Arquitectos.

Con textos de Miquel Adrià, Josep María Montaner y Alejandro Guerrero, la publicación difunde la obra de un despacho con una historia singular que ha sido construido desde cero y que ha obtenido resultados sólidos y elegantes, cuyo lujo se encuentra no en la ostentación sino en una mesura que pone en evidencia las decisiones que privilegian la calidad y la funcionalidad. Dejamos una galería de los proyectos, un pequeño adelanto de lo que encontrar en el libro Elías Rizo Arquitectos, el cual puedes adquirir en la tienda en línea de Arquine ( https://www.arquine.com/tienda/ )

Casa AP

Diseñada dentro de un fraccionamiento privado para una familia joven, CASA AP nace de una particular colaboración con el cliente con la que se estableció un constante diálogo con el programa de necesidades. El concepto se desarrolla a partir de un vestíbulo de ingreso donde destaca un estanque lineal arbolado que dirige la vista al jardín y, a su vez, delimita y segrega el uso público del privado con un volumen lateral con basamento de piedra que se asigna a cada uso.

casa luque ap elias rizo arquitectos
Cortesía

El ala izquierda alberga el área privada de la casa –las habitaciones están vinculadas por una sala de estar de doble altura que permite entradas de luz y donde se despliega un gran librero. En el ala derecha está el área social, donde se incluye un segundo family room; cocina con ingreso secundario, sala, comedor, terraza y área de alberca. Encontramos una segunda escalera que nos lleva a un gran sótano que alberga estacionamiento, estudio privado y área de servicio. Cruzando el jardín, en la parte posterior y más accidentada de la propiedad, encontramos funciones complementarias como una cancha de paddle y una terraza de eventos con cocina y baños independientes. Piedra, acero fondeado, madera y concreto constituyen el lenguaje plástico de la casa.

casa ap acabados elias rizo arquitectos
Cortesía

Te puede interesar: Luis Barragán, el poeta de la arquitectura

Casa BE

Para Casa BE, la cocina debía tener un papel principal y la sala gozaría de independencia, lejos del área de comida. Esta premisa dictó la forma: un cuerpo en forma de “L”, con la cocina en el norte, la sala en el oeste y, entre ambas, un jardín que impone sus propias reglas y roba la atención de aquellos que ingresan al vestíbulo, ya que se ubica en el ángulo donde ambos lados se cruzan y su remate es un ventanal de tres por tres metros. La fachada es cerrada con basamento y enjarre pintado de gris, y cierra por completo al poniente y a la calle principal del fraccionamiento.

casa be elias rizo arquitectos
Lorena Darquea / Cortesía

La cocina es un imán para los visitantes. Se comunica con el jardín que protege, a su vez, una piscina sobria, casi imperceptible, y el pozo de fuego. A diferencia del vestíbulo, el firepit ofrece una vista plena de la construcción: la horizontalidad, su condición de casa abierta al jardín, los materiales que definen su apariencia –el nogal en los muros, las piedras en terminado mate, la escala de grises– y un detalle que atrapa: las contraventanas que protegen el pasillo exterior del segundo piso, hechas de madera tropical (cumarú) y que traen a la mente las viviendas de la selva húmeda donde uno puede pasar el tiempo esperando la lluvia o la salida del sol

casa be interiores
Lorena Darquea / Cortesía

En el segundo piso, el pasillo conecta tres habitaciones desde el exterior sin alterar la privacidad de los usuarios y mantiene la interacción con el jardín. Otro corredor interior proporciona una experiencia diferente: una galería de arte y un área ordenada que termina con una ventana que mira hacia el este, donde aparece la copa de un arrayán.

Casa BS

La casa BS fue construida en un terreno relativamente llano y sin árboles. A diferencia del contexto común de Tapalpa, que se encuentra cubierto de bosques de pino, el paisaje en torno a la propiedad se compone de tonos ocres, sepias y minerales; adornado con parches de hierba alta y salpicada de piedras de gran tamaño. La casa se inserta en una loma con accidentes graduales, dominando la vista panorámica de una llanura que incluye un lago.

La primera impresión del edificio, un volumen horizontal hincado en el terreno, evidencia la preocupación primordial del proyecto; la de insertar una intervención poco intrusiva en el paisaje. Creíamos que era fundamental preservar, en la medida de lo posible, la vista de las montañas en el horizonte desde el camino de ingreso. De ahí que el edificio mantiene un perfil bajo y se acopla a los accidentes topográficos.

bs tapalpa
Marcos Garcia
Cortesía

En su fachada frontal, apostada al norte, la casa despliega un carácter sólido, y presenta una secuencia de murallas de piedra que crean una franja de espacio transicional, flanqueado por una fila de árboles que en un futuro ocultarán aún más la edificación a la vista del visitante. Del otro lado, la casa se abre en su fachada posterior hacia el sur para entablar un diálogo visual con el paisaje e inducir un alto confort climático en el interior.

El programa de la casa se resuelve en dos grandes bloques separados por un corredor transversal de franco ingreso, que parte la casa justo por la mitad. El bloque poniente contiene las áreas públicas de la casa, y conjunta la estancia, el comedor y la cocina en un amplio espacio común que a su vez comunica con una terraza y un cuarto de juegos. En el extremo de este bloque público encontramos la cochera, la recámara de servicio y algunos espacios auxiliares como el cuarto de lavado y la despensa. Gran parte de las divisiones interiores y exteriores que segmentan el programa y confinan los espacios son retractables y se ocultan por completo para conectar todas las áreas públicas.

sala casa bs elias rizo arquitectos
Marcos Garcia / Cortesía

Al otro lado del corredor central encontramos el bloque de los dormitorios, que desciende gradualmente en nivel conforme se deprime la topografía, pero a un ritmo propio que permite mantener un grado de privacidad visual sobre el terreno. Este bloque alberga tres recámaras y una recámara principal, que se desarticula del volumen general de la casa, y deja un espacio abierto que incluye un estanque.

La casa se incorpora en su entorno con discreción y presenta un carácter casi arqueológico junto a las rocas que se yerguen aisladas en el paisaje. El proyecto emplea materiales de la región en su lenguaje tectónico y se recubre casi totalmente de piedra laja a hueso. La carpintería en puertas, pisos, marcos y mobiliario es de parota. Así mismo se observan algunos elementos estructurales de acero, como los dinteles que permanecen francos y expuestos a los elementos. El volumen de la recámara principal se presenta cubierta en lámina de acero, diferenciándose del lenguaje de mampostería que envuelve el resto de la edificación.

Con información de Arquine.

Te puede interesar: Los ganadores del concurso Arquine, Pabellón Mextrópoli 2022

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros.