MOE_9757.jpg
John Monroe Fotografia

30 años de carrera se dice fácil, pero no lo es. Carmen Muñoz lo puede confirmar, ya que es el tiempo que le ha tomado cumplir sus sueños profesionales y encontrarse en el punto que anhelaba desde pequeña, y en este proceso, “a veces se tienen que tocar puertas, otras veces hay frustración”, explica.

  Para contar todos los detalles sobre la experiencia de cumplir sus sueños y lo que ha tenido que pasar, Carmen platica con Central. ¡Lee lo que nos compartió!

El comienzo de una gran aventura

Carmen dio sus primeros pasos muy chica. “A los 15 años, fue mi primer trabajo en radio local, en Lagos de Moreno”, su ciudad natal. Después de eso, trabajó en MVS Radio; de hecho, mientras estudiaba la universidad en León, Guanajuato, alternaba las clases con la cabina, primero en MVS y luego en 88.9 Noticias, de Grupo ACIR.

En ese entonces, también comenzó su carrera en televisión. “En Lagos de Moreno, me invitaron a participar en un canal de televisión por cable. Ahí fui descubriendo la magia de la televisión, y dije ‘¡quiero comunicar a la gente!’”.

Más tarde, siguió ganando experiencia en Radio y Televisión de Guanajuato, hasta que, al terminar la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, hizo casting para TV Azteca Bajío, y por un tiempo, se dedicó a dar las noticias en el noticiero vespertino.

Lo increíble es que esto surgió en su mente y corazón mucho tiempo antes. Desde que era niña, deseaba hacerlo: “Cuando tenía ocho o nueve años, mientras veía la tele, le dije a mi mamá ‘un día voy a estar ahí’. No sabía cómo, ni siquiera entendía cómo funcionaba, pero soñaba con estar en la televisión”, recuerda Carmen.

Captura de Pantalla 2021-10-21 a la(s) 16.50.09.png

La emoción de los siguientes pasos

Ella no quería quedarse con lo que había logrado hasta el momento, “soñaba con llegar a las grandes ligas, con llegar a la Ciudad de México”.

Participó en los programas Nuestra casa, en Televisa; Once noticias y Nuevos pasos, del Instituto Politécnico Nacional; De todo con Carmen, Las mañanas en el Once y, por 14 años, los viernes en pareja de Diálogos en confianza, en Canal Once.

Pero tampoco quiso parar ahí. Deseaba hacer un cambio en su vida, salir de la zona de confort, y la vida le puso enfrente la oportunidad de hacer el casting para Enamorándonos, que se convirtió en uno de los programas con más rating de la televisión abierta.

Carmen le tomó mucho cariño a TV Azteca en su paso por la empresa, incluso sabía que algún día iba a regresar a esta. En el momento en que se convirtió en la conductora de Enamorándonos, pensó: “Los sueños se cumplen”.

El tiempo que estuvo al frente del programa le dejó muchas enseñanzas y satisfacciones. Además, le dio la oportunidad de que la gente la conociera más, fue una plataforma para mostrar su trabajo. “Enamorándonos no solo va a estar en mi currículum, sino en mi vida, mi corazón y mi pensamiento por siempre”, comparte Carmen.

MOE_9748.jpg
John Monroe Fotografia

Un presente muy extremo

Ahora, Carmen Muñoz es conductora, junto a Anette Cuburu y Uriel Estrada, de Al extremo, a través de Azteca Uno, “un programa entretenido con el que puedes pasar dos horas viendo lo que sucede en el mundo de una manera divertida, aunque hay cosas que te hacen pensar, crear consciencia y hacer reflexiones lo que estamos viviendo”.

Sobre esta experiencia, dice que se trata de un proyecto “bien hecho, desde hace muchos años, bien cimentado, realizado por un gran equipo. Todos ponen su granito de arena, hacen felices su trabajo, sé que le tienen un cariño especial. Y cuando un producto se hace así, se transmite a través de la pantalla y la gente lo recibe con amor.

En este y otros proyectos, Carmen imprime su sello y estilo. Y sobre este, comenta: “como conductora, me define mi esencia, ser transparente, no tener máscaras, mostrarme a la gente tal y como soy. La Carmen que ven a través de la pantalla es la que está fuera de la pantalla. Soy muy sentimental y muestro mis emociones, cuando algo me llega al corazón, no puedo dejar de sentir”.

Respecto a este punto, agrega que dedicarse a lo que ama es invaluable y suma al resultado en pantalla: “Cuando lo haces con pasión, cuando te gusta lo que haces y lo disfrutas, se nota”.

Captura de Pantalla 2021-10-21 a la(s) 16.47.11.png

La faceta amorosa de Carmen

“El tema del amor ha llegado a mi vida sin pensarlo, de una manera que no imaginé, haciendo programas de pareja durante muchos años”. A partir de esto, Carmen tuvo “la cosquillta” de hacer algo con el conocimiento y la experiencia adquiridos.

“Lo tenía que compartir con la gente, para que todos aprendamos. Tenía todo esto en mi mente, corazón y manos, debía plasmarlo en un libro, así que hice Dale like al amor, que está escrito con el corazón”.

Es estos aprendizajes, se suma la vida personal de Carmen, quien tiene una relación con su esposo desde hace 17 años. “Siempre hemos dicho que no somos una pareja ideal, pero en el camino hemos aprendido a amarnos, respetarnos, comprometernos, tener proyectos de vida… para que todo camine de una mejor manera”.

Estas vivencias, lo que han compartido durante el tiempo juntos, enriquecían su visión y le permitían agregar al libro, pues “amar es un aprendizaje diario, interminable; vas construyendo el amor, es un proceso largo”, asegura, mientras desea su primer obra se convierta en una guía hacia la felicidad.

Síguela en redes sociales

Su recorrido no se detiene. Carmen Muñoz confirma que todavía le falta mucho por hacer: “Aquí no para, uno sigue soñando y sigue poniéndose objetivos en el camino”. Así que puedes ser testigo del resto de su camino a través de:

Instagram: @carmenmoriginal
Facebook: @carmenmoriginal
Twitter: @carmenmoriginal

También te puede interesar: Los 10 hechos más curiosos en la historia del arte

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.