Esta es la interesante historia del famoso vino chileno que inició con una leyenda
“Todos somos mortales hasta el primer beso y la segunda copa de vino”. –Eduardo Galeano

El vino es poesía embotellada que nos deleita con cada sorbo, pero también con su historia. La del famoso vino chileno Casillero del Diablo, por ejemplo, nos transporta a un mundo de misterio.

El inicio de una leyenda

La existencia de Casillero del Diablo comienza en 1883, cuando Melchor de Concha y Toro creó un misterioso vino, resultado de la cosecha de un par de cepas traídas de sus viajes por Chile.
 
Don Melchor reservó sus mejores botellas dentro de una bodega, solo para notar como estas iban desapareciendo poco a poco. Fue entonces que decidió comenzar un rumor que mantendría alejados a los ladrones.

la-leyenda-del-casillero-del-diablo.jpg

Sabiendo lo supersticiosa que era la gente del pueblo y cuánto temían a los fenómenos de otro mundo, difundió el rumor de que existían extraños eventos nocturnos que solo podían explicarse de una forma: el diablo habitaba en sus bodegas.

Impulsado por la imaginación de los lugareños, cada sonido, eco, sombra y forma en la bodega dio más valor a la historia. Rápidamente, el rumor se convirtió en una leyenda… y no desaparecieron más botellas.

casillero del diablo

Después de esto, el protagonista le dio a unos excelentes vinos un nombre único: Casillero del Diablo, un portafolio destinado a cruzar fronteras y convertirse en unos de los vinos chilenos más famosos del mundo.

casillero del diablo para cortes

Vinos de una tierra sin igual

Casillero del Diablo proviene de espectaculares valles en el corazón de la tierra vinícola de Chile, como el valle del Maule. Ubicado a 250 kilómetros al sur de Santiago de Chile, es la región vinícola más grande de Chile, y tiene una gran diversidad y versatilidad geográfica y climática. Los inviernos lluviosos y los veranos cálidos, junto con suelos relativamente infértiles, permiten la producción de vinos tintos de muy alta calidad, como cabernet sauvignon, merlot y carmenere.

Con las uvas de esos viñedos, se han creado distintas líneas, en las que se ofrecen todo tipo de vinos, para cualquier gusto y ocasión, entre los que destacan:

Casillero del Diablo Red Blend. Fue creado para aquellos con espíritu rebelde, para quienes quieren lo imposible y se inspiran a probar cosas nuevas. Su espíritu es una mezcla con lo mejor de esta vida, porque los que son rebeldes hoy, serán leyendas mañana.

mujer sirviendo casillero del diablo

Casillero del Diablo Rosé. Un vino fresco, con notas de frutos rojos recién cosechados. Este rosado sin duda conquistará hasta el paladar más exigente con su marcada frescura y balanceada acidez.

Casillero del Diablo Sauvignon Blanc. Un blanco fácil de beber que se destaca por sus notas cítricas, agradable aroma a durazno, grosella y frutas tropicales, acompañado de una acidez crujiente y suave presencia de sabor a lima con notas herbáceas. Este vino combina perfecto con platillos ligeros como ceviche de pescado, ostras frescas y aperitivos.

“El mundo entero tiene más o menos tres copas de vino de retraso”. –Humphrey Bogart

Sigue leyendo más de Deby Beard y conoce más sobre los placeres de viajar y la gastronomía aquí.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos