Sinaloa Marea

Disfruta la cocina de mar de Sinaloa en Marea

La chef Lula Martín del Campo inauguró un nuevo concepto: una esquina de sabores zarandeados, mariscos frescos y tacos estilo Baja que se conjugan en un ambiente distendido diseñado por Alberto Kalach, sin pretensiones más allá de encontrar el sabor y una carta de vinos bien interesante en su oferta y sus precios.

Lula Martín del Campo de Marea
La chef Lula Martín del Campo, de Marea.

Retrasado por la situación de la pandemia, finalmente Marea abrió sus puertas en la colonia Roma Norte, al límite con Condesa. Dentro de este pequeño espacio que nos recuerda a los puertos de mar, la inquieta chef Lula Martín del Campo (Ig @lulachef) enfrenta un nuevo reto, con resultado perfecto.

  Su asociación directa con distribuidores de productos de mar de Sinaloa y Baja California nos permite disfrutar, sin duda, de las materias más frescas del norte. Lula no abandona las cocinas de sus otros dos restaurantes, Cascabel y Roca, pero sí estará directamente al frente de este nuevo proyecto durante sus primeros meses.

La atractiva carta se viste de marinera, pero también atiende a demandas cien por ciento veganas, siguiendo el discurso de la chef “mar y maíz”.

Los ostiones en su concha con su pleno sabor yodado y el callo de hacha en aguachile resultan imprescindibles para abrir boca. Otros crudos son el ceviche de pescado o la tostada Spicy Poke. Por otro lado, los paladares clásicos amarán el caldo de camarón de cantina y el fideo seco con camarón.

pescado zarandeado en Marea.jpg
Pescado zarandeado en Marea.

Los tacos son tal vez el must del lugar; hay de pescado estilo Baja, camarón rebozado y caramelo de pulpo. Otra z nativo. Por cierto, Lula compra el camarón azul directamente del cultivo, ¡y es una joya!

Uno de los reyes indiscutibles del menú es el pescado zarandeado, en su punto perfecto de sazón y de cocción. También se puede pedir estilo sol, con salsa tártara.

Para los que aman el mundo vegetal, están disponibles la marea de palmitos, el fideo seco con aguacate, la quesadilla de frijol y queso y un soberbio pozole verde de setas con maíces ancestrales.

El apartado dulce solo está compuesto por dos postres: los plátanos con crema y cajeta y el aplaudido merengue de fresas con crema.

Para beber, recomiendo el Prosecco DOC Belstar Jeio Rosé, que encontrarás por copeo, blancos del mundo de uvas albariño, chardonnay, verdejo y sauvignon blanc o un tinto delicioso, como Saint Cosme y Côtes du Rhône, así como probar su mixología antes o después de la comida.

Un imperdible más, del norte a la CDMX

Otra de las aperturas recientes, homenaje a Sinaloa, es Don Vergas en la calle Río Lerma, en Cuauhtémoc. Es un lugar que ha despegado fuertemente, demostrando que la cocina del norte sigue siendo bienvenida en la capital. Aquí debes pedir los platos de marlín y jaiba, sin olvidarte de su mixología basada en mezcal.