Onomura Nigiri Room en la Ciudad de México

Innovación en el arte de la gastronomía japonesa en la Ciudad de México

Onomura Nigiri Room ofrece una experiencia culinaria tan original como auténtica gracias a la libertad con la que crean sus exquisitos platillos.

Onomura Nigiri Room

Esta historia de amor comienza desde que nos adentramos en el moderno y vibrante ambiente de Onomura Nigiri Room. La madera clara contrasta seductivamente con piedra negra y elegante, sumergiéndonos en un mundo de sofisticación. El enamoramiento continúa con el sentido de la vista, al notar la belleza y originalidad de la presentación de los platillos; gastronomía que se asemeja a obras de arte.

 

Esta joya culinaria deleita y transporta hacia la cultura japonesa con su propuesta culinaria, llena de platillos auténticos, creados con ingredientes frescos por talentosos chefs, provenientes de restaurantes como Nobu y Makoto.

Japón, tan arraigado a su pasado y orgulloso de su legado, es un verdadero patrimonio gastronómico de la humanidad; no por nada la comida japonesa es una de las grandes favoritas alrededor del mundo.

El contraste de los sabores en cada platillo la dotan de versatilidad, tanto para el paladar como para la vista; además de que varía con cada estación, lo que la convierte en un festín para los sentidos.

Onomura Nigiri Room

Simplemente es una comida fascinante, y para disfrutar todo su esplendor, Arturo Rodríguez nos presenta las dos ubicaciones de Onomura, una en Interlomas y otra en Bosques.


Más que un restaurante, es un deleite sensorial, donde la calidad y el amor son la materia prima. La filosofía de Onomura, que quiere decir “lugar de encuentro”, se basa en gozar de la alta gastronomía y compartirla en un espacio agradable.

Único en la Ciudad de México, este nigiri bar combina un diseño moderno y contemporáneo con típicos toques japoneses y una larga barra donde podemos observar a los chefs de sushi creando sus obras de arte culinarias. Tonos de madera clara y obscura complementan este mágico espacio, con su hermosa terraza y ambiente inigualable.

El toque distintivo de Onomura es que sus chefs tienen total libertad creativa, por lo que los platillos clásicos, como el sushi y el onigiri, adquieren un toque irrepetible. Salmón, rib eye, tiraditos, carpaccio, erizo, trufa negra, hongo japonés, toro con caviar y foie gras son transformados en creaciones originales y deliciosas, acompañadas de una variedad de toppings y salsas especiales.

En este lugar también nos encontramos con platos fusión, como el delicioso tiradito de salmón con yuzu, el nigiri de atún con trufa negra, el huachinango dry miso y el sashimi de toro con trufa y aceite. Como el resto platillos del menú, rinden homenaje a la tradición japonesa y brindan experiencias únicas a través de la innovación y el amor a la perfección.