¿Paul McCartney está muerto?
AFP

Conspiración: ¿Paul McCartney está muerto?

El 9 de noviembre de 1966, Paul discutió con John Lennon y salió de los estudios Abbey Road molesto; subió a su automóvil y manejó a toda velocidad, razón por la que no pudo evitar el percance en el que el coche terminó incendiado… y él decapitado.

  Esa misma tarde, una camioneta de la MI5 –el servicio de inteligencia del Reino Unido– llevó a los otros miembros de la banda al lugar del accidente, en donde reconocieron el cuerpo de su compañero. Con el fin de mantener la inercia de ventas del cuarteto, la noticia se ocultó y, a partir de ese momento, McCartney fue reemplazado por un doble: William Campbell.

Más o menos así va la afirmación conspiracionista de quienes creen que, durante 51 años, un extraño ha ocupado el lugar del bajista de The Beatles. Incluso se dice que John, George y Ringo, molestos con la decisión de ocultar la muerte de Paul, le mandaron señales ocultas al público para comunicar el secreto. Estas son algunas:

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club

En la portada, se ve sobre Paul una mano abierta, símbolo de la muerte en muchos ritos orientales; en el piso, hay una corona de flores en forma de bajo –su instrumento– y, en el interior, las fotos muestran a Paul con un parche con las letras OPD (siglas de Officialy Pronounced Dead).

También te puede interesar: ¿Belinda ya se casó? Tini lo asegura y causa confusión (y furor)

Abbey Road

Los cuatro cruzan la icónica cebra, pero sólo Paul va descalzo y con los ojos cerrados; John parece oficializar el cortejo fúnebre –por eso viste de blanco– y, al fondo, las placas del coche dicen “28 If”… el McCartney que “murió” habría tenido 28 años cuando se tomó esa fotografía.

Asimismo, se habla de mensajes ocultos en varias de las canciones de los discos publicados posterior a la muerte de Paul – Good Morning (con detalles del accidente), Strawberry Fields Forever (Lennon cantando “Yo enterré a Paul”) o A Day in the Life (que plantea un supuesto suicidio).

Sin embargo, cada una de estas pruebas ha sido refutada y explicada, de modo que podemos tener la seguridad de que, durante medio siglo, no hemos disfrutado la música y voz de un desconocido, sino la del mismísimo McCartney.

También te puede interesar: 5 series documentales tipo ‘true crime’ que debes ver en Netflix

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.