¿Tratar a tu perro como hijo es tan malo como dicen?
iStock

¿Tratar a tu perro como hijo es tan malo como dicen?

Caer en el extremo de llegar a tratarlos más allá de una mascota de compañía y humanizarlos podría generar cambios negativos en su comportamiento.

El amor hacia nuestras mascotas puede ser infinito, considerarlos parte de la familia es sinónimo de afecto y cuidados hacia un lomito que también necesita de nosotros, sin embargo, caer en el extremo de llegar a tratarlos más allá de una mascota de compañía y humanizarlos podría generar cambios negativos en su comportamiento.

perrhijos

  ¿Es tan malo tratar a nuestros perritos como hijos? Seguro ya sabes la respuesta: SÍ. Al tratarlos como hijos podemos llegar a humanizarlos, de tal forma que los veamos a la par de nosotros, lo que para nada es igual ya que somos distintos en muchos sentidos, además, los peluditos necesitan de un orden y entorno coherente a su naturaleza, de otro modo les causaremos (sin querer) un conflicto de identidad, ¿soy un perro? ¿soy un humano? ¿qué soy?, eso les causará episodios de ansiedad y su aprendizaje será más lento.

El tratar a nuestras mascotas como hijos implica permitir sin regaños casi todo lo malo que hacen en casa gracias a ese aro de ternura que los rodea y que hasta parece hipnotizar, sin embargo, eso solo llevará a que tengan trastornos de comportamiento, se muestren agresivos o incluso que no puedan llegar a socializar con otros perritos, algo que para nada te hará sentir cómoda pues durante tus paseos en el parque o en la casa, tu lomito será huraño hasta con la mosca que le pasa de cerca y dejarlo en cuidado de otras personas o en “guarderías” para perros cuando tengas que salir de viaje será una labor complicada.

¿Te gustaría que tu perrito no te obedezca? Seguro que no. Debemos entender que los perros necesitan de una rutina activa, que obvio no podrías llevar a cabo con un niño o con un bebé, en la que se incluyan a lo largo del día distintos periodos de juego, entre los que también se combinen algunos trucos para enseñarles a obedecer cuando les hablamos o para que respeten los espacios, muebles de la casa y aprendan a socializar.

Perros


También te puede interesar: Las mejores razas de perros para vivir en un departamento

Otra situación que podrías enfrentar de manera psicológica al tratar a tu mascota como hijo, será pasar el límite entre el amor a una obsesión, en la que tengas estados emocionales alterados, o bien, una patología clínica llamada, petofilia, que implica preocupaciones o cuidados excesivos con los animales, en las que hasta llegues a aislarte de tu propio entorno y el apego con tu mascota sea lo único que te haga feliz.

Recomendaciones sencillas que te ayudarán a tratar a tu mascota de manera correcta y sana.

- Alimentación adecuada y a la medida de sus necesidades.

- Marca límites: ¿quiere dormir en el sillón? para eso tiene su propia cama, ¿quiere comer siempre de tu mano? para eso tiene su traste de comida, etc.

- Dedica tiempo de juego, eso calmará la ansiedad y evitará que rompan cosas.

Tratar a tu hijo como perro

- Sé la líder de la manada, muestrales que te deben obedecer y hasta premialos después de que hagan bien los trucos que les enseñas.

- Báñales cada mes, cepillalos y mantén limpios sus áreas donde comen y hacen sus necesidades.

- Lleva su plan de vacunas y desparasitación al corriente.

Para nada es malo cuidar de tu perrito y darle amor, es un ser vivo, solo procura no caer en el extremo de tratarlo como un bebé o un hijo, porque solo traerá consecuencias.

También te puede interesar: El arañazo de un gato puede ser más peligroso de lo que te imaginas

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.