cover

Que el home office no te arruine la vida

Haz de este recurso una forma de mejorar tu productividad y no un factor de estrés

El home office es, para millones de personas en el mundo, una alternativa laboral que le permite a profesionistas de cientos de industrias adaptarse a distintas situaciones, crisis o esquemas de transformación. Sin duda, representa una opción ideal para quien busca aumentar su productividad y llevar un estilo de vida mucho más eficiente y práctico. Sin embargo, para quien recién se anima a probarlo puede ser el inicio de un montón de crisis de todo tipo: si no sabes llevarlo, puede convertirse en tu peor pesadilla.

Por eso, aquí te dejamos algunos consejos para que hagas del home office tu mejor herramienta profesional sin que éste consuma tu energía, atención y cada rincón de tu casa.

1. ELIGE EL LUGAR IDEAL... ¡Y SEPÁRALO DE TODO!
Es indispenable, repetimos, INDISPENSABLE que acotes tu espacio de trabajo en casa; de otro modo, poco a poco borrarás los límites de tus actividades, creando confusión en tu cerebro y causándote estrés innecesario por no encontrar relaciones de espacios para distraerte y descansar.
Lo primero que debes evitar es trabajar en tu recámara. Tu cama es el lugar en el que tu cuerpo está acostumbrado a descansar, así que evitar llevar a ese espacio sagrado pendientes de trabajo; luego, considera los siguientes factores para elegir el espacio perfecto para trabajar:
-Buena iluminación natural
-De preferencia, aislado de otras áreas en las que pueda haber otras personas realizando otras actividades.
-Adecúalo con mobiliario que favorezca tu comodidad física y anímica.
-Personalízalo y fija tus instrumentos de trabajo (computadora, libretas, plumas, etcétera) ahí.
-EVITA A TODA COSTA comer, descansar y distraerte en ese espacio.

kari-shea-vGgaESc2M1Y-unsplash.jpg

2. RESPETA TUS HORARIOS
Justo como si fueras a la oficina: tienes un horario de entrada, uno de comida, y uno de salida. Evita convertirte en un esclavo a distancia y delitmita tus tiempos con claridad. Esto ayudará a que el estrés no te consuma, y que puedas aprovechar verdaderamente las ventajas que da el home office: levántate, desayuna, haz ejercicio, trabaja, come, trabaja, apaga la computadora y vive tus tardes y noches como solías hacerlo antes. Para ello:
-Vive tus días por objetivos: enlista tus pendientes del día, te ayudará a sentir la satisfacción de avanzar en tus tareas, y te dará claridad sobre lo urgente, lo importante y lo que te distrae.

jessica-lewis-fJXv46LT7Xk-unsplash.jpg

3. LA TECNOLOGÍA ES TU AMIGA
Para optimizar tus tiempos y tu productividad, es importante que te hagas de herramientas diseñadas especialmente para el trabajo a distancia. Familiarízate con plataormas de project management y aplicaciones en línea para reuniones; no se trata de alejarse de tu equipo, sino de adaptarse y fortalecer la sinergia profesional en nuevas circunstancias.

Cuéntanos cómo va tu vida en casa.