El matrimonio de el  Rey Felipe VI y Letizia Ortiz apunto del divorcio / Foto: Especial
julio 30, 2018 09:26 AM
Redacción: Central
Realeza Revista Central

Los divorcios más vergonzosos de la realeza

Porque no todo es miel sobre hojuelas en las familias reales

Redacción: Central

Después de 14 años de relación parece que el cuento de hadas entre la reina Letizia y el Rey Felipe está por terminar, esto gracias a los arranques coléricos por parte de Letizia. 

Todo parece indicar que doña Letizia no soporta la presión y responsabilidad a la que todos los integrantes de la Familia Real están acostumbrados. Según menciona el primo de la reina, David Rocasolano, la reina se transformó en un persona cruel y controladora.

Con todos estos rumores que atormentan a la Familia Real, te traemos las rupturas que tomaron por sorpresa a más de uno.

Ana de Inglaterra y Mark Phillips

En 1973 la única hija de Isabel II se casó con el plebeyo Mark Phillips, un capitán del ejército británico.

Procrearon dos hijos y duraron juntos casi dos décadas. Tuvieron sus periodos de felicidad, pero él se cansó de lidiar con los rumores de que era un mantenido.

Ana de Inglaterra y Mark Phillips desde el balcón real  Foto Especial
Ana de Inglaterra y Mark Phillips desde el balcón real Foto Especial


Elena de Borbón y Jaime de Marichalar 

La infanta española hizo buen matrimonio con Jaime de Marichalar, un acaudalado aristócrata que se convirtió en yerno consentido del rey Juan Carlos.

Los esposos formaron una familia con dos pequeños príncipes. Sus problemas comenzaron cuando perdieron a su tercer hijo. Poco después, Jaime enfrentó problemas neurológicos que lo volvieron muy irritable, lo que trajo como consecuencia el divorcio de la pareja.

Elena de Borbón y Jaime de Marichalar  Foto Especial
Elena de Borbón y Jaime de Marichalar Foto Especial


Carolina de Mónaco y Philippe Junot

La princesa Carolina había obtenido la autorización de Raniero II, su padre, para casarse con Philippe Junot, un francés plebeyo y sin fortuna.

Carolina tardó un año en darse cuenta de su error y uno más en tramitar el divorcio. Junot firmó hasta asegurarse que su sufrimiento sería bien compensado con un depósito bancario.

Carolina de Mónaco y Philippe Junot retratan un fugaz romance Foto Especial
Carolina de Mónaco y Philippe Junot retratan un fugaz romance Foto Especial