Principal.jpg
mayo 28, 2020 05:31 PM
Redacción Central
Top Central Revista Central

Imagen profesional en tiempos de home office

Existe una línea muy delgada entre trabajar en casa y sentirnos “cómodos”. Además de que pueden ponerse a pelear la productividad y la flojera…

Así que hoy les traemos algunos puntos a considerar para lograr una buena percepción en tiempos de home office.

Arréglate

La forma en la que nos producimos físicamente, cambia nuestras actitudes y por lo tanto nuestras aptitudes.

Si te despiertas y lo que haces es quedarte en pijama, sin peinar y trabajas desde tu cama, seguramente todo eso psicológicamente hará que no estés en un ánimo ni profesional ni productivo.

Está confirmado: la ropa que tú te pones transforma tu actitud y productividad.

· Invierte en un guardarropa ejecutivo.
· Maquíllate o ponte una corbata si quieres comunicar autoridad o sentirte más poderoso.
· Adopta las características del personaje del que te disfrazas.

ARREGLATE.jpg

Establece un horario de trabajo

Sigue una rutina: despiértate, báñate, arréglate y desayuna como si fueras a la oficina. Esto te ayudará a ser más eficiente y aprovechar las horas reales de trabajo.

Crea hábitos y mantenlos para esta nueva normalidad.

Es importante que hagas una pausa a la mitad de tu horario establecido para comer algo y despejarte.

HORARIOS.jpg

Acondiciona el espacio

El ambiente o entorno en el que trabajas influye mucho en tu estado de ánimo. Trata, por ejemplo de que no sea en la sala, donde estás acostumbrado a descansar o ver películas.

Busca un espacio con luz natural, ventilación y con un fondo ordenado y minimalista, simulando un ambiente ejecutivo.

Cuida también la imagen ambiental de tu espacio. Procura que sea un lugar cerrado para evitar cualquier tipo de ruido o interrupción.

ESPACIO.jpg

Pon especial atención en la tecnología

Asegúrate de que tus herramientas de trabajo funcionen a la perfección y de tener una buena conexión a tu red inalámbrica. Ten siempre un plan B en mente, como compartir datos de tu celular para lograr la mejor calidad posible en tus videoconferencias. No querrás quedar mal con tu equipo de trabajo a la mitad de una junta.

Todo esto te resta puntos, formalidad y profesionalismo.

Así que ya sabes, aprovecha estos días de cuarentena para sacarle el mejor provecho a tu trabajo, apariencia, estado emocional y salud en general.