Un fotógrafo logró captar el momento exacto donde John Lennon le firmó un autógrafo a su asesino/ Foto: Especial
Un fotógrafo logro captar el momento exacto donde Lenon le firmo un autógrafo a su asesino Foto Especial Un fotógrafo logro captar el momento exacto donde Lenon le firmo un autógrafo a su asesino Foto Especial

Por Daniela Calderón

La mañana del 8 de diciembre de 1980 la fotógrafa de la revista Rolling Stone, Annie Leibovitz, llegó a casa de John Lennon  para una sesión de fotos junto a su esposa, Yoko Ono. La revista estaba preparada para la edición de finales de ese mes, para contar el regreso del ídolo.

Tres días antes había dado una entrevista a un periodista de esa revista, la cual en 2010, al cumplirse 30 años de su muerte, fue publicada completa. Lo más curioso es que, entre otras cosas, había dicho: “No quiero ser una mierda de héroe muerto”.

Después esa sesión, la pareja fue a RKO Radio Network para dar una entrevista en vivo en el programa del DJ Dave Sholin. Allí contó su pasado como Beatle y el futuro de su carrera como solista. 

También explicó que los cinco años que estuvo ausente de los escenarios los utilizó para componer, pero sobre todo para disfrutar del crecimiento del pequeño Sean, ya que no pudo disfrutar de la primera etapa en la vida de su primogénito Julian.

John Lennon en RKO Radio Network Foto Especial
John Lennon en RKO Radio Network Foto Especial

Alrededor de las 5 de la tarde la pareja, que ya había regresado a casa después de esa entrevista, salió rumbo a Record Plant Studio, para terminar la mezcla de una canción de Yoko en la que John tocaba la guitarra.  Al salir del edificio se topó con un joven fan que lo esperaba con el disco Double Fantasy en la mano, el cual le pidió autografiar. Se saludaron, y por increíble que parezca, Lennon había hablado con su asesino horas antes de su muerte.

La estancia en el estudio de grabación se extendió y cerca de las 10:50 de la noche John y Yoko regresaron al edificio para cenar con Sean. Al llegar a la Calle 72, en la esquina del edificio ubicado frente al Central Park, en New York, Lennon pidió al chófer que frenara porque había admiradores esperando para saludarlo. 

Atendió a cada uno y firmó los objetos. Yoko se había adelantado y entre las sombras de un arco estaba Mark Chapman, el joven hawaiano de 25 años que más temprano le había pedido que le firmara su disco Double Fantasy.

Ultimo autógrafo que firmó John Lennon a su asesino Foto Especial
Ultimo autógrafo que firmó John Lennon a su asesino Foto Especial

Lo llamó: “Mr. Lennon” y cuando se dio vuelta descargó el arma que tenía escondida sobre el pecho de John. Ono se dio vuelta y lo vio caer al piso. Sus lentes volaron ensangrentados. Apenas respiraba. De inmediato llamó a la seguridad del edificio y minutos después una ambulancia lo llevó al Hospital Roosevelt, donde intentaron reanimarlo por 20 minutos, incluso abrieron su pecho para masajear directamente su corazón. Nada pudo hacerse para regresarlo a la vida. A las 11:15 de la noche, John Lennon pasó a la inmortalidad.