portada la ciudad del amor
un lugar unico

En el corazón de la ciudad del amor

Situada en el norte de Francia, en el río Sena, París tiene la merecida reputación de ser la más bella y romántica ciudad del mundo, llena de asociaciones históricas y con gran influencia en los ámbitos de la cultura, el arte, la moda, la comida y el diseño.

Por Deby Beard

La capital de Francia recibe el sobrenombre de “Ciudad luz”, por haber sido la primera ciudad europea en dotar a sus edificios y calles más importantes de iluminación eléctrica. Siendo uno de los destinos más visitados del mundo, su larga historia y su rico patrimonio cultural, gastronómico y social ofrecen a un sinfín de viajeros el destino ideal. 

También es conocida como “Ciudad del amor”, título que nace del encanto y el romanticismo que se desprende de perderse por sus calles, particularmente en el distrito 6, en la ribera izquierda del río Sena. Este barrio elegante y moderno siempre ha sido un gran lugar para la vida intelectual, pues está lleno de librerías, cafés y galerías de arte. 

SaintGermain-des-Prés también es hogar del hotel más icónico de Paris: el Lutetia. Inicialmente inaugurado en 1910, el diseño del edificio fue un movimiento audaz del art nouveau al estilo emergente del art déco. El lugar ofrece una auténtica experiencia parisina y ha estado en el corazón de la comunidad local durante más de 100 años. Desde su apertura, rápidamente se convirtió en el punto de encuentro del arte, filosofía, ciencia y política. Un lugar de intelecto dotado para crear y desarrollar ideas

un hotel de maravilla
gastronomia y mas


Su éxito fue interrumpido por la Primera Guerra Mundial y, más tarde, en junio de 1940, cuando el gobierno francés evacuó la ciudad ocupada. Durante la Segunda Guerra Mundial, el hotel fue requisado por las fuerzas de ocupación y se usó para albergar, alimentar y entretener a las tropas y los oficiales. En 1944, Lutetia retomó su función prevista y se convirtió en un espacio crucial para los desplazados y las familias que buscaban reunirse.

Puedes encontrar el articulo completo en el ejemplar de Revista Central, edición junio 2019