Rosique Challenge_Gracias.jpg
julio 14, 2020 07:48 PM
Carlos Betancourt Núñez
Top Central Revista Central

Y tú... ¿aceptaste el reto?

El #RosiqueChallenge, que conjugó de una manera divertida deporte y literatura, fue todo un éxito en redes sociales y logró levantar los ánimos en plena pandemia.

Sin lugar a dudas este 2020 será recordado por ser un año que trajo consigo infinidad de cambios, pues con el cierre forzoso de restaurantes, centros comerciales, teatros, cines y deportivos al aire libre, los ciudadanos de distintos países del mundo se vieron obligados a recurrir a métodos alternos para sobrellevar el aislamiento.

Fue en ese momento que las entidades culturales, en un esfuerzo conjunto, plantearon una nueva manera de ofrecer actividades para el público que quisiera recrearse desde plataformas digitales. Por dar un ejemplo, el Musée d’Orsay de París liberó su catálogo impresionista ofreciendo recorridos virtuales para admirar obras de Van Gogh, Renoir, Monet o Lautrec, entre muchos otros museos y bibliotecas internacionales que actuaron de igual manera.

Ningún hombre es una isla

Poema de John Donne, la frase anterior resume a la perfección el sentir de esta época: ¿qué hacer estando solos, recluidos, lejos de las personas que queremos? A estas cuestiones se suma una ironía particular, pues Antonio Rosique, reconocido periodista y conductor deportivo, quien pasa la mayor parte del año confinado en una isla, de pronto tuvo que salir de ella y regresar a un país que parecía desierto, abandonado por sus habitantes quienes se encontraban encerrados en casa.

Es entonces que Círculo Editorial Azteca, la iniciativa de Grupo Salinas para llevar la literatura a la pantalla, consciente de estas circunstancias, tuvo a bien acercarse a Rosique para idear una dinámica que conjugara lúdicamente deporte y literatura. Deporte por ser una actividad común entre millones de mexicanos –que de un día a otro se vieron privados de la libertad para practicarlo– y literatura por ser uno de los valores que promueve el grupo para la prosperidad incluyente de la población mexicana.

Invictus

Es así que el lector y gran amante de los libros que es Antonio Rosique aceptó el reto y, en una dinámica única en su género, propuso que los usuarios de las redes sociales imaginaran las hazañas deportivas como metáforas y enseñanzas de la vida misma. Finalmente, el 26 de mayo se lanzó la convocatoria del #RosiqueChallenge, el cual abarcó cinco semanas con un desafío distinto en cada una. Vale destacar que de todos, el de mayor participación consistía en mencionar un verso o poema que lograra inspirar a los demás para superar sus límites, tal como hizo Nelson Mandela con el poema “Invictus” mientras estuvo preso y que posteriormente lo llevaría a dirigir toda una nación, pero más impresionante aún, a luchar por erradicar el racismo.

#RosiqueChallenge

El resultado de todo esto no pudo ser mejor, pues en Facebook el alcance fue de casi un millón y medio de usuarios y 50 mil interacciones; en Twitter se sumaron 500 mil usuarios, de los cuales 25 mil interactuaron con las publicaciones; mientras que en Instagram más de 11 mil cuentas replicaron los distintos posteos. Nada mal para la primera emisión del #RosiqueChallenge.

Entre todos somos más

Sin embargo, el éxito de esta gran iniciativa no radica tanto en los números alcanzados como en los participantes, quienes intentando dejar un poco de lado el lúgubre escenario que la pandemia provocó a nivel mundial, optaron por algo distinto a las noticias insistentes sobre mortandad, desempleo o el desplome económico.

En conjunto hubo más de cien personalidades del medio televisivo, deportivo y literario que aceptaron el reto, sin contar a los miles de usuarios quienes nos demostraron por qué tienen casta de campeones. Gracias a todos ellos, pues nos dejaron claro que desde el esfuerzo físico y mental las grandes proezas son posibles. Y tú, ¿aceptaste el reto?