Foto: StockSnap.io

6 consejos para sobrevivir al Blue Monday

Hoy no tiene que ser el día más triste del año, si tú así lo decides

El tercer lunes de enero es conocido como Blue Monday, ya que supuestamente es el día más triste del año por diversos factores: las condiciones climáticas, la lejanía de las fiestas decembrinas y la mala situación económica de la ya conocida cuesta de enero. Aparte, es la semana en la que la gente suele darse cuenta de que en realidad no cumplirá sus propósitos de Año Nuevo.

  Aquí te dejamos algunos consejos para poner en práctica hoy y cualquier día que la apatía y los malos pensamientos predominen en tu mente.

1. El ocio es el padre de todos los vicios, dicen por ahí. Así que el consejo, si no tienes muchas actividades en un día así, es poner manos a la obra. Desde comprar algo que realmente necesitas para operar mejor en la vida, hasta ponerte a limpiar la casa o ver esa película que estabas postergando. Por supuesto, el ejercicio te hará sentir excelente y el cansancio físico evitará pensamientos y actitudes nocivas.

2. Haz limpieza física y mental. ¿Cómo? Saca la ropa que ya no uses y dónala; o limpia el librero, archiva los documentos importantes, lleva lo que ya no uses a una librería de material usado y a un centro de reciclaje los papeles. Verás que después de esto te sentirás exponencialmente mejor.

3. Replantea tus propósitos. Tal vez “bajar 10 kilos” no es un propósito razonable, aunque es algo que se puede lograr en un año, sólo te sentirás bien hasta que lo logres. Entonces, lo ideal sería que tu propósito fuera “hacer ejercicio diario” o “seguir una dieta sana”. Así disfrutarás el camino que te llevará a los resultados esperados.

Feliz

MIRA TAMBIÉN: ¿Qué es el Blue Monday y cómo enfrentarlo?

4. Evalúa tus finanzas. El malestar económico puede hasta destruir una familia. Es importante que, tengas problemas o no, identifiques cómo inviertes tus ganancias y veas qué tanto puedes mejorar. También es buena opción hacer un plan de ahorro para lograr esa meta que tanto deseas.

5. Identifica qué te está molestando. A veces nos mostramos irritables o apáticos porque hay algo que no nos deja en paz, hablemos o no de eso. Puede ser una jornada laboral extenuante, haber dejado pendiente algo importante en tu vida o hasta el cambio de la dinámica de una relación personal. No pierdes nada con probar: háblale al amigo del que estás distanciado, averigua qué cambios quisieras en tu vida y da el primer paso para alejarte de eso que no te hace bien. Recuerda no tomar decisiones en los momentos en los que estás más triste o enojado.

6. Consiéntete, pero de manera equilibrada. Regálate un par de horas para hacer algo que te gusta y no haces regularmente, pero no atentes contra otras situaciones. Es decir, si tienes problemas de peso no te des un atracón y si estás intentando ahorrar no vayas y des tarjetazos a mil por hora. Por ejemplo, si siempre estás atareado desconéctate del mundo y ve una película o empieza un libro; o si extrañas alguna época de tu vida haz algo que te acerque a ella, como retomar un pasatiempo o llamar a algún familiar.