Foodie Revista Central

Biomagnetismo: el poder de los imanes

Por: Redacción CENTRAL 20 mayo 2016 • 1 minutos de lectura

Esta terapia ha sido probada y comprobada como efectiva para tratar todo tipo de problemas patógenos; es decir, cualquier enfermedad producida por una bacteria, parásito y hongo

Compartir:

Foto: StockSnap.io

Por: Bianca Pescador

¿QUÉ?
Los imanes pueden curar cualquier problema que no sea congénito, sin importar qué tan grave o agresivo sea. Lo que sí influye en el tiempo de recuperación es la antigüedad del padecimiento.

¿CÓMO?
El biomagnetismo es un procedimiento físico no tóxico, cuyo objetivo es nivelar el pH (potencial de hidrógeno) de todos los órganos, dado que las enfermedades en general son provocadas por elementos patógenos que lo alteran, ya sea hacia la alcalinidad o la acidez. Al nivelarlo se llega al justo medio.

¿CUÁNDO?
Se recomienda solicitar una cita con el terapeuta tan pronto se sienta una molestia. Se sugiere también visitarlo antes de tomar medidas drásticas, como cirugías, pues las operaciones también afectan la eficacia (mas no la efectividad) de los imanes.

¿POR QUÉ?
De acuerdo con el experto, Héctor Federico Carranza, el error en la precisión de los diagnósticos hechos por los laboratorios convencionales es del 40 %, mientras que el margen de error del biomagnetismo es menor al 2 %.

¿DÓNDE?
Para revisar a la persona, el especialista usa las manos a fin de crear electricidad estática, como la que se obtiene cuando se frota un globo contra el pelo. Luego coloca los imanes en los órganos que nota alterados; el paciente debe reposar (con los imanes) al menos 45 minutos.

¿PARA QUIÉN?
Pueden recurrir a esta terapia todas las personas sin importar la edad, desde bebés hasta ancianos. En cuanto a las sesiones, aunque se sienta mejoría desde la primera, se recomienda asistir hasta que desaparezcan todas las molestias.

¿PARA QUÉ?
Para aliviarse, el comportamiento de la persona es clave: debe comer bien (no productos procesados, botanas saladas, frituras, chocolates industrializados, etc.), no fumar ni drogarse. “Las sustancias que contienen nitrato de sodio, nitrato de potasio y glutamato monosódico, además de cancerígenas, son altamente tóxicas”, afirmó Carranza.

Feliz

MÁS INFORMACIÓN:
Héctor Federico Carranza
Tel. 55 5414 3773

Si te perdiste nuestra edición de abril, la puedes descargar en nuestra app para iPad .

×
X