Foodie Revista Central

Intolerancia alimentaria, el mal silencioso que afecta a la mayoría

Redacción CENTRAL 15 marzo 2016 • minutos de lectura

La doctora Marimar Guerra nos dice cómo identificarla ¡y eliminarla!

Compartir:

La doctora Marimar Guerra no cree en dietas masivas, sino en la personalización de los menús de acuerdo con la meta del paciente y su estilo de vida.

Por: Bianca Pescador

Dolor de cabeza, estreñimiento, inflamación, reflujo, colitis, fatiga crónica, dermatitis atópica… Todos estos pueden ser síntomas de una intolerancia alimentaria que hasta el momento desconoces. “Una intolerancia no es lo mismo que una alergia”, dice la doctora Marimar Guerra, fundadora de la Clínica Medae, ubicada en Polanco.

“Las alergias tienen que ver con un proceso inmunológico reactivo, generalizado y con un síntoma específico. Las intolerancias se producen cuando el cuerpo no es capaz de digerir completamente un alimento o sustancia, las cuales ocasionan enfermedades y trastornos ‘súper mustias’ porque no son tan obvias de detectar”, agrega la especialista en medicina genómica.

¿Cómo identificarlas entonces? Lo más sencillo es realizarse un estudio que consiste en analizar la sangre a fin de ver cómo reaccionan los anticuerpos ante más de 200 alimentos y así reconocer a aquellos que causan rechazo. Ahora bien, si en este momento no estás dispuesto a invertir 6 mil pesos, puedes optar por variar tu dieta hasta dar con “el enemigo”.

“Intenta hacer tipos de dieta libre de los alergenos más comunes: cándida, lácteos, férula de trigo y clara de huevo”, sugiere Marimar. “Lunes y martes haz una dieta rica en carbohidratos no refinados; miércoles y jueves, una dieta de proteína en la que no tenga presencia ningún tipo de carbohidrato; viernes, sábado y domingo, una dieta rica en grasas buenas; eso te va a ayudar a identificar qué días funciona mejor tu organismo. Evidenciar los síntomas es muy importante”.

Foto: Cortesía

Una vez que elimines el alimento al que eres intolerante, ¡no temas! No significa que en la vida lo vayas a volver a comer, simplemente quiere decir que ahora sabes que no es el mejor amigo de tu organismo y puedes ingerirlo tan poco como sea posible. Y en caso de hacerlo, evita mezclarlo con otras sustancias que quizá tampoco te caigan tan bien para no generar una inflamación en tu cuerpo.

“Las intolerancias sólo se calman quitando el alergeno, haciendo una dieta que elimine todas las levaduras y que incorpore muchos probióticos. Para tratarlas basta con eliminar ‘el alimento problema’, en sí no es necesario un tratamiento médico; el problema es cuando son muchas porque comer bien se vuelve algo complejo”, expresa la doctora, quien asegura que lo mejor para lograr y mantener la salud al 100% es un diagnóstico certero y un seguimiento personalizado.

SÍNTOMAS COMUNES DE LAS INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS
• En el sistema digestivo: dolor abdominal, estreñimiento, gastritis, dificultad para bajar de peso, cólicos, náuseas, reflujo.
• En la parte respiratoria: rinitis, inflamación, sensación de obstrucción.
• En el sistema nervioso: ansiedad, hiper reactividad, ira, depresión, mala memoria, síndrome premenstrual severo.
• En la piel: dermatitis, eczema, acné.
• Otros: dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, insomnio, ojos llorosos, vista nublada, fatiga crónica.

×
X