adult-air-beautiful-beauty-321576.jpg

El cambio es lo único seguro en esta vida y enfrentarnos a él muchas veces nos hace sentir miedo debido a la incertidumbre; por esta razón, debemos evitar aferrarnos a todo lo externo y cuidar nuestro interior, pues es lo único que depende de nosotros. Cuando trabajamos en vivir la vida desde nuestro centro –esa parte de nosotros que atestigua lo que nos sucede con serenidad y sin engancharse en ningún tipo de drama– y comenzamos a fluir, las cosas empiezan a acomodarse, de tal forma que todo lo de afuera puede verse con otros ojos.

  Cuida tu mente: lee ese libro que siempre has querido leer pero que, por falta de tiempo, no habías podido.

Cuida tu alma: crea un espacio de 15 minutos para meditar por la mañanas, concentrándote en tu respiración.

Cuida tu cuerpo: haz ejercicio y mantén una buena alimentación.

Acepta el cambio por el que estamos pasando en estos momentos, y poco a poco podrás ir soltando los miedos hasta encontrar paz en tu interior.