Fotos Cortesía
abril 02, 2018 10:32 AM
Redacción Central
Trends Revista Central

No es otro consejo más para ser feliz

En lugar de buscar la felicidad que todos quieren, disfruta lo que genuinamente te hace sonreír.

Redacción: Central

Si para poder ser feliz esperas perder 10 kilos, ganar la lotería, cambiar de trabajo o conservar tu matrimonio; te tenemos una mala noticia, estas esperando en vano. Cuando la felicidad se vuelve una obsesión, la búsqueda por conseguirla se vuelve más importante que el sentimiento en sí. 

Para dejar de postergar el momento para ser realmente felices y encontrar lo que individualmente nos dibuja una sonrisa en el corazón, platicamos con Ismael Cala, empresario, emprendedor, estratega de vida y de negocios. Estas son sus recomendaciones. 

Todos queremos ser felices, ¿todos podemos ser felices? 

Todos los seres humanos nacemos con el potencial para ser felices. ¿Por qué? Porque el ser humano es el único con la capacidad de soñar, imaginar y poner en contexto nuestras emociones para decidir qué hacer con ellas.Entonces, si entendemos la felicidad como una decisión; rápidamente asociamos que todos los seres humanos pueden ser felices… ¡Si lo deciden! No necesitas tener lo mejor pero sí sacar lo mejor de todo. La clave está en saber vivir, tú eliges cómo. Todo el mundo busca y habla sobre la felicidad. Seguramente habrás escuchado decir alguna vez “El día más feliz de mi vida será cuando… Sería feliz si… Seré feliz cuando… La felicidad la encontraré en…” Eso es una trampa que socava nuestro potencial natural para ser felices. 

¿Cuáles son los pretextos más comunes para no ser feliz? 

Yo siempre digo que la peor enfermedad de nuestro tiempo es la excusitis infinitus. Esto es, conseguir siempre una excusa para no ser hacer, para no movernos hacia lo que queremos, para no lograr lo que nos merecemos. Lo curioso es que, con respecto a la felicidad, hay un gran interés sobre el tema. Al menos en la investigación teórica. Si buscamos en portales como Amazon, hay más de dos mil títulos con consejos para alcanzar la felicidad. Aunque hay tantas cosas escritas sobre ella, el tema está en que por muy optimista y bonitas que suenen, la felicidad termina siendo una palabra detanto peso que a muchos les termina jugando en su contra. Aunque queremos evitar el sufrimiento, parece que de alguna forma lo perseguimos. Entonces, ¿por qué no hablar de la palabra felicidad como algo amoldado a cada uno? Para algunas personas la felicidad puede llegar a ser una obsesión desviándolos de lo que realmente es ser feliz y empujándolos a la infelicidad. Suena paradójico, pero es así. 

Fotos Cortesía
Fotos Cortesía

¿Cómo vivir feliz en tiempo de las fake news alarmistas? 

La filosofía de vida que hemos estado trabajando a través de nuestras conferencias, libros y redes sociales está orientado a la decisión de “Vivir Meditado en vez de vivir Medicado”. Con ese juego de palabras quiero destacar que todos podemos decidir con qué queremos conectarnos a diario: Si con el frenesí de las noticias (soy periodista pero no puedo negar que las buenas noticias casi nunca son noticia) o con otros estímulos que nos alineen más con nuestro propósito.Ese afán por estar conectados a las redes sociales y al acontecer noticioso pudiera ser una forma de evasión para desconectarnos de nosotros mismos. Entonces, en vez de ir en busca de la felicidad en alguna parte allí fuera, uno tiene que buscar la felicidad propia y amoldarla a uno. Olvidarse de la palabra si es necesario. Porque la felicidad verdadera se trata de aceptarnos como somos, y a partir de ahí construir en función de lo que queremos, no en función de la felicidad como tal.Estamos programados para buscar felicidad. Pero no la buscamos solo para disfrutarla, sino para querer más y más de ella. Somos seres sociales por definición y es la interacción con los otros los que nos complementa. No estoy diciendo que vivamos como ermitaños, aislados de todas las noticias porque generalmente son negativas sino que las podamos dosificar y que, como parte de nuestra decisión de ser felices, nos conectemos con noticias positivas (que las hay) para evitar intoxicarnos con lo terrible que sucede en el mundo.Otra recomendación es practicar la conciencia plena o Mindful, una forma de meditación que nos permite conectarnos con el aquí y el ahora, para no sufrir con exceso de pasado (depresión); ni padecer con el exceso de futuro (ansiedad). 

¿Cómo defines a la felicidad?

 Es un término complejo y algo difícil de definir. Creo que principalmente se basa en disciplinar tu mente para disciplinar tus pensamientos. Es como un sentimiento que está oculto en todos nuestros estados emocionales (desde el más feliz al más triste) y sabe cómo vivirlos con seguridad.¡La felicidad existe! Es un estado emocional del cual disfrutamos cuando nos domina la paz interior y la satisfacción personal. Es una sensación interna, muy espiritual. ¡Existe! Entonces, ¡podemos ser felices! Sin embargo, los estados de felicidad son momentáneos, al igual que el éxito. Los momentos de felicidad y éxito son un resorte que nos impulsa hasta niveles superiores de la vida, y así, disfrutar de más momentos similares. 

¿Cómo encontrar nuestra propia felicidad? 

Hay muchas formas, creo que lo mejor es: 

-Proponértelo, vivir la vida y luchar por los sueños propios, no por los de otro. 

-Amar lo que haces. Recuerda que la felicidad es la clave del éxito, no al revés, como algunos piensan. 

-Creer en el futuro, sacar experiencias positivas del pasado, pero vivir elpresente. La felicidad es un estado que se disfruta ahora mismo. Lo demás sonbuenos recuerdos o proyecciones futuras. 

-No juntarse con gente negativa, a las que le cuesta trabajo sonreír. Reúnetecon personas optimistas y alegres. El optimismo y la alegría se contagian. 

-Practicar la bondad, la compasión y acostumbrarte a dar más de lo querecibes. Eso ennoblece el espíritu, lo cubre con un manto de satisfacción.