Viajes

Dudleytown: el “pueblo de los malditos” al que nadie quiere acercarse

Por: Marilú Morales 14 abril 2023 • 2 minutos de lectura

Dudleytown en Estados Unidos, famoso por albergar fantasmas y demonios que provocaron la desaparición de sus pobladores.

Compartir:

pueblo fantasma
iStock

El mundo está repleto de curiosas historias espeluznantes de fantasmas, algunas están catalogadas como leyendas urbanas y tantas otras como hechos históricos que sucedieron alguna vez y que al día de hoy aún aterrorizan.

Tal es la historia de Dudleytown, un pueblo en Connecticut, Estados Unidos que es famoso por albergar supuestos fantasmas y demonios que provocaron la desaparición de muchos de sus pobladores sin dejar rastro alguno y que es visitado por excursionistas y cazadores de sucesos paranormales.

Apodado como “el pueblo de los malditos”, se cree que Dudleytown era perseguido por una extraña maldición que al día de hoy ayuda a conservar entre sus montañas los cimientos de piedra donde alguna vez hubo asentamientos de casas.

La maldición de Dudleytown

Thomas Griffis fue uno de los primeros pobladores en llegar a aquellas tierras en la década de 1740, para el año 1747 llegaría Gideon Dudley con sus hermanos, por lo que el pueblo recibió su apellido.

La leyenda urbana dice que fueron los hermanos Dudley quienes llevaron la maldición al pueblo, puesto que su antepasado Edmund Dudley fue decapitado por estar involucrado en un complot para derrocar al rey Enrique VIII.

Así es como todos los descendientes de la familia Dudley cargaron con un terrible futuro repleto de dolor y muertes en distintos lugares donde se asentaron tanto en Inglaterra como en Francia, hasta su llegada a América.

También te puede interesar: 11 pueblos fantasma en México donde conocerás el silencio sepulcral

Otro posible escenario que existe sobre los hechos terribles que sucedieron en el pueblo de los malditos es que algunos registros indican que la tierra alrededor del poblado fue alguna vez territorio tribal de los indios Mohawk, quienes quizás habrían lanzado terribles maldiciones hacia los nuevos pobladores.

Como todo mito de terror y leyenda urbana, no se sabe a ciencia cierta de dónde pudo llegar la maldición, ni las extrañas condiciones a las que se enfrentaron en Dudleytown, sin embargo, se sabe que el poblado nunca fue habitado por más de 26 familias.

Se dice que fue próspero algunos años gracias a la venta de madera para hacer carbón que era usado en los hornos de hierro del condado de Litchfield en Cornualles y otras ciudades.

Dudleytown fue tan pequeño que no contaba con una iglesia o un cementerio, si alguien moría debían de sepultarlo en los poblados cercanos.

Los hechos más extraños y escalofriantes sucedidos en aquel pueblo son las muertes poco comunes, los casos de locura e incluso desapariciones. Después de la Guerra Civil, los pocos aldeanos que quedaban se mudaron hasta dejar la zona como un pueblo fantasma.

También te puede interesar: El pueblo de Zacatecas que solo tiene 4 habitantes

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

×
X