Hacks para conciliar el sueño en minutos

El estrés podría ser uno de los factores por los que te cueste bastante trabajo conciliar el sueño, sin embargo, existe más de un hack para decirle adiós y dormir como un bebé en cuestión de minutos. ¿Lista para tener un sueño reparador?

Método 4-7-8

Implementado por el director de Medicina Integral de la Universidad de Arizona, Andrew Weil, este método te garantiza conciliar el sueño en cuestión de minutos gracias a que mejora la respiración diafragmática, es decir, corrige la manera en la que respiramos para captar mayor oxígeno relajando el cuerpo y la mente al mismo tiempo.
 
¿Cómo ponerlo en práctica?

Regularmente cuando estamos nerviosos o estresados solemos respirar más rápido de lo normal, el método 4-7-8 logrará regular tu respiración para regresarlos a los niveles normales y alcances un nivel de relajación máximo.

Para llevarlo a cabo solo sigue estos sencillos pasos antes de dormir:

1. Recuéstate boca arriba sobre tu cama.

2. Coloca la punta de tu lengua en el paladar, no la fuerces solo mantenla relajada y en su lugar.

3. Con la boca cerrada, inhala por tu nariz en un tiempo de 4 segundos.

4. Mantén el aire dentro de tus pulmones durante 7 segundos. Trata de que tu lengua esté en su lugar y tu mente relajada.

5. Exhala poco a poco todo el aire en un tiempo de 8 segundos. Hazlo de manera controlada, evita expulsar el aire al mismo tiempo.

Puedes repetirlo dos veces más, incluso antes de que termines la tercera ronda estarás casi durmiendo.

Cómo dormir rápido

Duerme en 2 minutos

La rutina para dormir en tan solo 2 minutos la creó Sharon Ackerman, a fin de que los pilotos de la Marina de los Estados Unidos conciliaran el sueño de manera casi automática.

Al inicio podría costarte mucho concentrarte, no obstante, con su práctica diaria es casi un hecho que llegas a dominarlo y por ende a dormir tan rápido como quieras.

También te puede interesar: ¿Por qué repasamos nuestras preocupaciones antes de dormir?

¿Cómo ponerlo en práctica?

1. Recuéstate y relaja todo tu cuerpo, incluidos los hombros y tu cara.

2. Expulsa todo el aire que tengas en tus pulmones

3. Libera cualquier pensamiento que esté en tu mente y sitúate en un paisaje relajado y bonito, quizá pueda funcionarte el bosque, el mar o la visión de un cielo azul.

4. Cada que aparezca un nuevo pensamiento que impida relajarte, respira y repite la frase: “no pienses”, hazlo una y otra vez. Ackerman asegura que en 10 segundos estarás dormida.

trucos para dormir rápido

También te puede interesar: 4 posibles razones por las que tu pareja ya no siente atracción sexual por ti

¿Qué método te funcionó más?

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.