Captura de pantalla 2020-11-20 a la(s) 15.53.32.png

Después de meses de usar cubrebocas, seguro has notado que en tu cara, sobre todo en la zona de las mejillas, la boca y la barbilla, empezaron a brotar pequeñas espinillas e incluso barritos.

  Pero ¿por qué sucede?

A esto se le conoce como maskné, acné causado por el cubrebocas en estos meses de confinamiento.

De acuerdo con la BBC, el maskné no es un tema nuevo y suele ocurrir con frecuencia en deportistas por la fricción y las bacterias en nuestra cara.

El uso del cubrebocas por tiempo prolongado hace que nuestra piel sea el lugar perfecto para el crecimiento de las bacterias.

Esto por el calor de nuestra respiración, el sudor y por la fricción de la tela.
Además, no permitimos que nuestra piel respire adecuadamente.

Captura de pantalla 2020-11-20 a la(s) 15.57.28.png

¿Cómo terminar con el maské?

Si has notado algunos brotes en tu piel, es momento de actuar.

Primero, si nuestro cubrebocas es de telas como el algodón, debes lavarlo perfectamente después de cada uso. Secarlo y después guardarlo, de forma individual, en un sobre para que protegerlo del polvo y bacterias.

También, debes limpiar tu cara por las mañanas y las noches y para esto opta por productos que no irriten la piel, es decir que exfoliarla no es la opción.

También debemos de decirle adiós al maquillaje pesado y optar por uno más ligero, esto para que la piel produzca sebo y barritos.

Otro punto que podemos llevar a cabo es dejar respirar nuestra piel un par de veces al día.

Si usas la mascarilla durante todo el día, busca horarios o lugares al aire libre en los que te puedas quitar el cubrebocas por unos minutos sin correr el riesgo de contagiarte.

Si notas que tu maskné no mejora, entonces es momento de visitar al dermatólogo.