¿Qué es MSMI? El trastorno mental que se apoderó de las redes sociales

Las redes sociales son un gran canal para mantenernos conectados con amigos y saber más sobre nuestros intereses y aficiones, no obstante, sobreexplotar el tiempo que pasamos en ellas genera trastornos mentales como el MSMI, que fácil se puede confundir con el síndrome de Tourette, además de problemas de salud oculares ya conocidas como ojo seco, fatiga visual y miopía.

  De acuerdo con psiquiatras y psicólogos de la Escuela de Medicina de Hannover en Baja Sajonia, Alemania, existe un creciente problema que afecta a adultos, jóvenes y niños (siendo estos dos últimos grupos los más afectados), que pasan mucho tiempo en la redes sociales, conocido como Mass Social Media Induced Illness (MSMI), en el que sin razón aparente experimentan una serie de tics corporales y verbales.

Comportamientos parecidos a los que experimentan las personas con el síndrome de Tourette, un trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos o sonidos indeseados.

Trastornos por las redes sociales

También te puede interesar: Ocho claves para distinguir el envejecimiento normal del Alzheimer

Kirsten R Müller-Vahl, Anna Pisarenko, Ewgeni Jakubovski y Carolin Fremer, son psiquiatras de la Escuela de Medicina alemana y autores del estudio : “¡Para! No es el síndrome de Tourette, sino un nuevo tipo de enfermedad sociogénica masiva”, en el que explican que se ha incrementado el número de pacientes que presentan tics, muchas veces relacionados con contenidos viralizados en videos de TikTok, Instagram y Youtube. Aunque parezca increíble, entre las palabras más recurrentes presentes en los tics verbales involuntarios se encuentra el saludo nazi, “Heil Hitler”.

En palabras de Müller-Vahl publicadas en el estudio editado en Oxford University Press: “Los síntomas funcionales ‘similares a los de Tourette’ pueden verse como la expresión del siglo XXI de una reacción de estrés ligada a la cultura de nuestra sociedad posmoderna que enfatiza la singularidad de los individuos y valora su supuesta excepcionalidad, promoviendo así comportamientos de búsqueda de atención y agravando la crisis de identidad permanente del hombre moderno”.

Es decir, los usuarios de redes sociales están tan inmersos en los contenidos digitales de los creadores que adquieren muchos aspectos de su personalidad, entre ellos tics corporales y vocales, por lo que reproducen sin ser conscientes de ello patrones de comportamiento.

Enfermedades por las redes sociales


Una diferencia que puede marcar el rumbo de un tratamiento clínico es detectar si realmente el trastorno que vive la persona es síndrome de Tourette o MSMI, la clave está en que el primer padecimiento aparece en los primeros años de vida, mientras que el segundo, se muestra a otras edades cuando ya se tiene acceso a internet.

También te puede interesar: ¿Qué microorganismos compartimos al besarnos?

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.