El poder de las emociones en nuestra forma de comer

Obtener de la comida placer, calma, bienestar y consuelo, es una natural respuesta de nuestro mecanismo de recompensa… Pero, ¿qué significa que la comida también nos genere emociones como culpa, miedo y hasta descontrol?

Desafortunadamente las emociones y lo que comemos van siempre de la mano… Si lo vemos por el lado científico, el cerebro busca vías de recompensa a estados de ánimo bajos por medio de alimentos. El cerebro es el único órgano que decide qué comida nos gusta, cuál nos apetece y nos satisface más, así como la manera de calmar nuestros antojos.

Y si lo vemos desde el lado emocional, el estrés, el aburrieminto, la soledad, la ansiedad y cualquier otro estado de ánimo negativo, son los detonantes que nos llevan a compensar este estado de ánimo negativo y buscar el placer dentro de la comida.

Pero… ¿Cuál es la solución? Mantener nuestro estado de ánimo arriba y buscar el placer en otro tipo de cosas.

Platicamos con Vero Campuzano, especialista en nutrición emocional y quien dedica su vida a ayudar a sus pacientes a cumplir sus metas de manera integral, a través de la formación de hábitos, la auto observación y la alimentación consciente. ¡No se pierdan el video con la entrevista!

Y por lo pronto, si están ya decididos a bajar de peso hagan una lista en donde escriban lo siguiente:

1. ¿Por qué quiero bajar de peso?
2. ¿Cuál es mi motivador?
3. Beneficios que esto traerá a mi vida (tanto físicos como emocionales)

Lean sus respuestas regularmente para tener muy presentes sus objetivos y cuando estén frente a tentaciones o se les vengan a la mente pensamientos saboteadores, puedan ser capaces de poner en la correcta dimensión y proporción, el placer momentáneo de un alimento y el placer más duradero de tener un cuerpo sano o simplemente sentirse cómodos y a gusto con su ropa.

Contacto
IG: @veronicampuzano