La historia detrás de Patrizia Reggiani, “la viuda negra de la moda” de House of Gucci
IMDB

House of Gucci es el estreno del cine más sonado del año, no solo porque habla de una de las firmas más importantes del mundo, sino porque retrata el asesinato más controversial de la industria de la moda, en donde “la viuda negra de la moda” tuvo gran participación.

  A tan solo unos días de que llegue a todos los cines de nuestro país la cinta dirigida por Ridley Scott y basada en el libro homónimo de Sara Gay Forden, seguro te preguntarás, quién es Patrizia Reggiani, el personaje que interpreta la cantante Lady Gaga y quien pasó de ser una de las mujeres más influyentes y poderosas de la moda, a ser una de las más odiadas en los años 90.

Una pequeña Patrizia Reggiani

Nació en 1948 en un pueblo ubicado a las afueras de Milán en Italia. Su madre era camarera y hasta la fecha desconoce quién fue su padre biológico. En 1960 su madre se casó con Ferdinando Reggiani, un empresario de la industria del transporte, quien le dio su apellido y la crió como una hija.

Reggiani estaba tan contento con su hija adoptiva que la llenó de regalos caros, como abrigos de piel y autos deportivos, de lo que nunca se dio cuenta es que estaba criando a una persona egoísta y avariciosa.

Al mejorar su estatus social, Patrizia comenzó a asistir a fiestas y para 1970 cuando ella tenía 22 años, conoció a Maurizio Gucci, tan solo 2 años después llegaron al altar, pese a que Rodolfo Gucci (padre de Maurizio) nunca aprobó su relación, pues consideraba que Patricia era una “cazafortunas” (y vaya que no se equivocó).

“Es mejor llorar en un Rolls-Royce que ser feliz en una bicicleta”

El matrimonio estuvo lleno de lujos, poder, amor y al final de traiciones. Su vida se encontraba entre Milán y Nueva York, tenían varias propiedades millonarias entre las que se encontraban un penthouse en Manhattan, una casa de invierno en Los Alpes, un yate y otras construcciones más.

Patrizia Reggiani organizaba fiestas temáticas con invitados de gran renombre en la industria de la moda, así como en la vida política como Jackie Kennedy. En el punto más alto de su fama, Reggiani pronunció durante una entrevista televisiva: “Es mejor llorar en un Rolls-Royce que ser feliz en una bicicleta”, dando a entender que ella no concebía la vida sin lujos.

Para 1977 nació su hija Alessandra y en 1981 llegó al mundo Allegra, quienes serían las siguientes en heredar el negocio familiar que años más tarde su propio padre vendería a un consorcio internacional, a causa de sus malos manejos y desfalcos, terminando así una era para la marca.

En teoría la familia vivía en miel sobre hojuelas, Patrizia apoyaba a Maurizio a tal punto de opinar sobre la empresa, las peleas y los altercados después de la muerte del padre de Maurizio y el repentino ascenso de éste al frente de la empresa hicieron que el matrimonio terminara. En 1985 él la dejó.

También te puede interesar: La viuda negra, la trágica historia de la primera Miss México

Un álgido divorcio

El divorcio llegó en 1991, por acuerdo Reggiani recibió mensualmente sin falta 100 mil dólares, sin embargo, tenía prohibido usar las lujosas viviendas ya que estás estaban en manos de su nueva pareja, Paola Franchi.

En el libro ‘House of Gucci’, la escritora Forden asegura que Patrizia juró destruir a su exmarido, incluso le aseguró a más de una persona que quería verlo muerto, lo anterior como consecuencia al ver que la fama, el estatus y la riqueza se le desvanecía de sus manos tras del divorcio.

El asesinato

La mañana del 27 de marzo de 1995, Maurizio Gucci murió a la puerta de su oficina, tras recibir cuatro disparos a mano de un sicario. Su apariencia acongojada, luciendo grandes outfits en el sepelio la hizo acreedora del apodo, “la viuda negra de la moda”.

Durante los siguientes dos años, el misterio alrededor de la muerte del empresario continuó e incluso se llegó a ver como un caso sin resolver, hasta que la amiga indiscreta de Patrizia le confesó a una persona que Reggiani había mandado a matar a su ex esposo por 375 mil dólares.

El 31 de enero de 1997, Patrizia fue arrestada en su propia casa, al salir lució joyas de oro y diamantes, un abrigo de visón, un bolso de cuero Gucci y en su semblante no se notó ni una pizca de remordimiento o dolor. Fue condenada a 29 años de prisión pero su condena se acortó a 18 años y en 2016 fue liberada gracias a su “buen comportamiento”.

Cuantiosa fortuna

Pese a que se demostró su culpabilidad en el asesinato de Maurizio Gucci, el juez decidió que el hecho no terminó con el acuerdo de divorcio y fijó que la pensión que se le asignó en 1993 se siguiera otorgando, por tanto, después de salir de la cárcel, Patrizia Reggiani cobra al año más de 1 millón de dólares, más un pago atrasado por más de 22 millones de dolares, que se acumuló en sus 18 años de prisión.

Patrizia Reggiani hoy

El próximo 2 de diciembre Patrizia cumplirá 72 años, actualmente vive en Milán y ha sido captada en varias ocasiones por su aparente “vida austera”, hace algunos meses confesó a la prensa italiana que estaba molesta con Lady Gaga porque ni ella, ni el director se acercaron para conocerla.

¿Cuándo se estrena ‘House of Gucci’ en México?

El próximo 24 de noviembre llegará a todos los cines de nuestro país.

Mira el tráiler

También te puede interesar: La viuda negra, la trágica historia de la primera Miss México