apioquijano.jpeg

Cantante, conductor, sanador y escritor; Héctor Quijano, mejor conocido como Apio, es una persona con una sensibilidad especial que descubrió desde su infancia y con la cual –después de una intensa lucha interna y una buena preparación– ha podido ayudar a muchas personas a ahorrarse catástrofes y mejorar sus vidas.

  PREMONICIONES DE APIO

2001: “El manager de Kabah nos avisó que debíamos hacer un show en Kazajistán. Esa noche vi a mis compañeros entre dolor y sangre. Les dije que no podíamos viajar y ellos confiaron en mí. El día que íbamos a llegar explotó una fábrica de armas que estaba al lado del hotel donde nos hospedaríamos y lo partió a la mitad”.

2011: “Mis dos mejores amigos me contaron que viajarían a Japón y me invitaron; en ese momento, me negué, pero soñé que estando allá, terminaban envueltos en agua, todo estaba inundado y cosas malas pasaban. Me desperté aterrado y supe que era una premonición. Decidí viajar con ellos, porque probablemente podría modificar el destino. Viajamos, regresamos y a los dos días, hubo un tsunami”.

2018: “Soñé miles de ballenas muertas en la playa. Le conté a una amiga y le mencioné: ‘algo no está bien en el mar’. A la semana de eso, aparecieron cientos de ballenas muertas en las playas de Australia, porque realizaron pruebas nucleares en el mar”.

En nuestra edición de diciembre-enero, Apio nos cuenta cómo descubrió sus dones y en qué los enfoca.