MAíZ STAGE
septiembre 13, 2019 04:52 PM
Revista Central
Actualidad Revista Central

La urgencia de revalorar el maíz

Es el alimento base de los mexicanos, pero cada vez se consume menos.

Por Paulina Gómez Mascarell

MAIZ 1
Foto Archivo

--Esto es un extracto del artículo completo publicado en la edición impersa de Central de septiembre.--


El maíz es un cereal que fue domesticado hace alrededor de 10 mil años por pueblos indígenasdel sur de nuestro país. Reconocido como una de las especies que más fácil se adapta a diversos tipos de ambientes, presenta una variación impresionante y, además, tiene muchos otros usos además del alimenticio.

   En su libro El maíz, riqueza del pobre (1981), el poeta, escritor y periodista mexicano Andrés Henestrosa afirma: “Todos convienen en que el maíz fue el más preciado presente del nuevo al viejo mundo. Y por haber pasado de aquí al otro continente, un don de México”.

   Sin embargo, atraviesa una crisis grave en nuestro país, ya que el consumo de la tortilla y la calidad de los productos elaborados con éste ha caído drástica- mente. En parte se debe a la falta de regulaciones que garanticen a las personas el acceso a una buena tortilla, asegura el presidente de Fundación Tortilla de Maíz Mexicana, Rafael Mier Sainz Trápaga, con quien platicamos para entender a profundidad esta situación.

   “Desde la definición que da la Norma Oficial Mexicana-187-SSA1/SCFI-2002 sobre la tortilla es de vergüenza: ‘masa con ingredientes opcionales’. A mí me preocupa y me llama la atención cómo México no le ha dado importancia a la calidad de sus alimentos, entonces somos el país del maíz y de la tortilla, pero no existe una tortilla de calidad y ningún maíz tiene denominación de origen; aunque yo creo que vamos hacia allá y que eso es lo que viene ahora para México”, opina.

MAIZ 2
Imagen Cortesía

TORTILLAS Y PALOMITAS

   En México existen cientos de tipos de tortillas que varían de acuerdo a la región donde se preparan, el tipo y color del maíz del que están hechas, el pro- pósito que tendrán (sope, taco, tlayuda, etcétera), los ingredientes que contienen (en algunos lugares las revuelven con yuca o plátano, por ejemplo) y otros aspectos. Pese a esto, rara vez se señala su distinción. “Tú ves un libro de cocina en México, y dice ‘un kilo de maíz’, pero no es lo mismo uno rojo, amarillo o blanco, uno de Yucatán o uno de acá. En los chiles sí hay diferenciación y si vas a hacer una salsa, eliges serrano, poblano o chipotle... en los maíces no sucede, y desde ahí tenemos un problema”, enfatiza Mier Sainz Trápaga.

   En relación con las palomitas, este mexicano, quien antes de apasionarse por rescatar la riqueza del maíz mexicano era director financiero de una empresa de muebles, nos revela un dato sorprenden- te: llevamos más de seis mil años comiendo palomitas y apenas 1,800 comiendo tortillas. Y lo inquietante es que, tal como descubrió cuando intentó sembrar maíz palomero mexicano en su rancho, está cerca de la extinción. Ante esto, arrancó un proyecto de rescate de maíces palomeros.

   “Hay siete razas de maíz que se pueden utilizar para hacer palomitas y nosotros hemos estado trabajando mucho con una que se da en el Estado de México y que ha sido conservada por grupos otomíes y mazahuas. Creemos que es funda- mental conservarlos, ya que si han tenido la capacidad de sobrevivir tanto tiempo, poseen una fortaleza que los otros no. Además, no es posible que México, sien- do el padre de las palomitas de maíz, hoy en día le compre el 99 por ciento a Estados Unidos”, reflexiona Rafael. 

LO QUE PODEMOS HACER

Como consumidores nuestra parte es ayudar con la compra de productos hechos de maíz y preferir aquellos que con- tengan nutrientes de alta calidad. En el caso de las tortillas, hay que adquirir- las en tortillerías de nixtamal, apoyar a los pequeños productores y evitar las que vienen empacadas, porque tienen muchos conservadores. Tortilla de Maíz Mexicana hace énfasis en la necesidad de fortalecer y reposicionar la imagen de es- tos alimentos como parte de la identidad del México de hoy. Otro de sus objetivos es defender la producción agrícola de dichos productos, así como su transformación y comercialización.