mario molina.jpeg
Foto: Cultura UNAM

Muere Mario Molina, el único mexicano que ha ganado el Premio Nobel de Química

El Nobel de Química de 1995 falleció este miércoles a los 77 años y su trabajo hizo reflexionar al mundo sobre los daños en la capa de ozono causados por la contaminación que producen las industrias.

Ingeniero químico egresado de la UNAM, José Mario Molina Pasquel y Henríquez será reconocido por alertar sobre el adelgazamiento de la capa de ozono a causa de la emisión de gases industriales como los clorofluorocarburos (CFC). Su artículo al respecto fue publicado en 1974 en coautoría con Paul J. Crutzen y Frank Sherwood Rowland, lo que les valió el Premio Nobel de Química en 1995.

Nacido en la Ciudad de México en 1943, Mario Molina concluyó la primaria en la capital y fue enviado a Suiza para continuar sus estudios. Regresó a México en 1960 para cursar la carrera de Ingeniería Química en la UNAM y tras graduarse en 1965, realizó un posgrado sobre Cinética de Polímeros en la Universidad de Friburgo en Alemania, el cual terminó en 1967. Para 1972, hizo un doctorado en Fisicoquímica en la Universidad de California de Berkeley.

De 1967 a 1968 fue profesor e investigador de la UNAM, y entre 1975 y 1979, de la Universidad de California de Irvine. También del Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto Tecnológico de California de Caltech de 1982 a 1989. De ahí a 2004, fue profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias y del Instituto de Medicina de los Estados Unidos.

Durante ocho años formó parte del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología de los presidentes Bill Clinton y Barack Obama en Estados Unidos.

En 2013, recibió la Medalla Presidencial de la Libertad de manos del presidente Obama, la máxima condecoración civil otorgada por el gobierno estadounidense.

Mario Molina fue pionero en estudiar las consecuencias del calentamiento global.