14 de febrero

Este es el mes rojo del año, el mes de los enamorados, el mes donde ser cursi está permitido. Y es que no está mal el recordatorio de evaluar nuevamente el estatus de tu relación sentimental. Siempre sirve preguntarte qué te tiene ahí y te hace crecer diariamente con esa persona especial, qué te hace amar a esa persona y qué descubres de ti a través de este amor que vives y te encanta. Ve buscando las respuestas, porque ahora empezaremos con lo bueno.

  Si tus respuestas están basadas en tus hijos, tu casa, tus cosas materiales, este 14 de febrero no hay nada que festejar. Quizá deberías de detenerte, hacerte un pasito para atrás y primero reflexionar sobre cuáles son tus creencias acerca del amor de pareja. Tus referencias inmediatas son tus padres, tus abuelos, la familia. ¿Qué estás acostumbrado a entender por amor y qué tipo de relaciones viviste?

Probablemente vas de una relación a otra, estás buscando a la pareja ideal, al sueño romántico que tienes desde pequeño, y lo único que no has encontrado es a ti mismo y ese verdadero amor que te debes tener.

La pandemia, un punto de quiebre
Déjenme contextualizarnos y poner como ejemplo reciente algunas situaciones que observé durante la pandemia y que no deben de sonarles ajenas.

Muchas parejas se decidieron, finalmente, a concluir su relación, dar por terminada la historia de amor. ¿Pero por qué lo habrían hecho en esta época? Pues porque este evento venía cargado de una energía que representó para todos un proceso de renacimiento y adaptación, una ruptura de estructuras, cosas que simplemente no podían continuar y se disfrazaban en un día a día lleno de rutinas y pendientes, pero en el momento en que se hizo un stop obligado, muchos se enfrentaron con la realidad; ya no había túneles ni pasadizos secretos para escapar.

Quizá lo estaban evadiendo, pero uno sabe cuando las cosas no van bien, a nadie le ocurre de sorpresa. Lo cierto es que cuando llegas a una calle cerrada, te tienes que regresar y encontrar la salida.

Entonces, en pleno uso de tus facultades mentales –ahora que andamos tan introspectivos–, quizás te permitas entrar en algo mucho más importante que tu relación de pareja o en un análisis profundo de tu ex pareja y por qué terminó el mentado amor. Y por qué no, decidir entrar en ti mismo y entender esto que se usa mucho, que decimos por decir y que todos creemos entender: el amor propio. Porque probablemente vas de una relación a otra, estás buscando a la pareja ideal, al sueño romántico que tienes desde pequeño, y lo único que no has encontrado es a ti mismo y ese verdadero amor que te debes tener.

¿Tú quisieras estar con alguien así, con alguien que no se valora, no valora su tiempo ni su vida? ¡Seguramente no!

Amar de adentro hacia fuera
Si pudiéramos hacer un diagrama exacto de dónde estás planteando hoy mismo tu vida y saber si realmente te amas, empezando por aquello que te das a diario, cosas simples, esto nos permitiría ver si realmente estás siendo congruente con el amor que dices tenerte.

Debes analizar si eres una persona que de verdad se cuida. ¿Cuidas las cosas que entran a tu mente, tu cuerpo y tu alma, haces ejercicio, comes sano, duermes bien, utilizas la medicina preventiva, evitas los excesos, procuras a la gente que está en tu vida, evalúas lo que ves y lo que consumes en redes sociales y vigilas tus pensamientos? Piensa bien, realmente bien, lo que haces contigo mismo, pues sigues esos mismos lineamientos al establecer relaciones profundas con la gente.


Puedes pensar que estás bien haciendo lo que quieres, pero un día volteas y tienes sobrepeso, estás desmotivado, te emborrachas en la fiesta, vives metido en tu trabajo, te gustan los chismes, hablas de la gente, solo te interesa ver y dedicas tu día, desde que despiertas, a seguir 900 cuentas en Instagram que te hacen sentir menos, fumas sin parar, te desvelas, dejas pasar el check up, nunca tienes un respiro, no te alcanza el dinero, vives pagando créditos, no tienes planes o sueños de vida, no te gustas cuando te miras en el espejo, te regalas postres y cafecitos en Starbucks más unas películas o series de televisión, tienes poca paciencia con tus niños, tus padres y contigo mismo, luego decides adelgazar y llevas a tu cuerpo a un extremo… ¡y todavía aseguramos que nos amamos!

14 de febrero mes del amor novios pareja

Te pregunto: ¿tú quisieras estar con alguien así, con alguien que no se valora, no valora su tiempo ni su vida? ¡Seguramente no!

te puede interesar: Así te irá en el amor en 2021

La llave a las relaciones sanas y profundas
El amor propio se trata de egoísmo, pero nos han enseñado que el simple hecho de pensar en esta palabra es algo negativo, y no, no siempre es así. El egoísmo es, en su significado literal, un profundo amor por ti mismo. Para construir relaciones sanas, duraderas y verdaderamente profundas, antes debes de tener una relación de ese tipo contigo mismo, procurarte lo mejor, amar tu realidad, tus características buenas y malas, y trabajar a diario.

¿Pero cómo se pueden tener relaciones de amor basadas en respeto y libertad, confiables, inspiradoras y leales si nosotros mismos no somos así? No es un tema de quién llegó a tu vida a rescatarte, se trata de trabajar contigo mismo, con tus propios recursos y tu amor, cambiando lo que necesitas para entonces sí, abrirte a tener relaciones de intenso amor, relaciones que te mereces. ¿Y sabes qué mereces? ¡Todo! Toda la luz del universo.

Y bueno, tener pareja es abrirte a la vulnerabilidad de dejar ver todo lo que eres y compartirte a otro. No importa cómo sucede este accidente que todos llamamos enamoramiento, lo cierto es que es lindo tener a alguien que esté interesado en tu 100 por ciento, que esté volcado en volverse loc@ contigo, que te haga sentir paz, te dé vida y te llene de ternura, y que, a su lado, no tengas miedo de ser, simplemente ser.

Llegó el momento de pensar en ti, de celebrarte y saber que está bien estar solo si estás pleno; no necesitas de alguien que llene tus vacíos y al final, no debes quedarte en ninguna relación a aguantar, sufrir, decepcionarte, malpasarla y jalar al otro.

Las relaciones son de dos, se trata de hacer equipo, trazar nuevos caminos, crear, mirar fijamente a los ojos del otro y saber que estás bien. Hoy más que nunca, tengamos el valor de dejar lo que no queremos y también de amar a quien queremos. El amor es la base de este mundo, ¿qué estás esperando para vivirlo en plenitud? Está en ti, está en tus manos.

Checa: ¿Cuáles son los tipos de amor?