Casa Malca tulum riviera maya

Tulum fue una de las últimas ciudades construidas y habitadas por los mayas; estaba en su apogeo entre los siglos XIII y XV y logró sobrevivir unos 70 años después de que los españoles llegaron a México.

  Además de uno de los sitios mayas costeros mejor conservados, hoy es un paraíso tropical y uno de los destinos favoritos para viajeros de todo el mundo. Sus aguas cristalinas, fina arena blanca, impactantes tesoros históricos, fascinante cultura y exquisita gastronomía nos incitan a volver a este edén una y otra vez.

Estancia llena de placer
Uno de los protagonistas en la creativa escena artística y culinaria de Tulum es el fascinante y atrevido hotel Casa Malca, donde los sonidos del mar y de la brisa que refresca la piel siempre están presentes, así como la mezcla de la belleza selvática con el lujo más exquisito.

casa malca Tulum
Tulum casa malca

La colección de arte contemporáneo de su fundador, Lio Malca, está distribuida en todos los espacios, por lo que además de ser un sitio para descansar y desconectar de la cotidianeidad, es una galería de arte en la que podemos convivir con las piezas sin limitaciones en todas las habitaciones, corredores y áreas comunes.


En la antigua mitología griega, “ambrosía” era la comida y la bebida de los dioses, a menudo descrita como una concesión de inmortalidad eterna a todo el que la consume. El restaurante de especialidad asiática del hotel boutique lleva este seductor y místico nombre.

Ambrosía nos seduce con los sabores de sus platillos, elaborados con ingredientes frescos por el chef Jonathan Carbajal. El interior del lugar fue totalmente construido con maderas recicladas utilizadas en la remodelación de Casa Malca y decorado con arte de Keith Haring.

Lo más nuevo de Casa Malca
Durante cada instante de nuestra estancia, Casa Malca nos sorprende, seduce y enamora con un concepto original y auténtico; y ahora, con su nuevo Beach Club Head of a Mad Man, se apodera de nuestros sentidos y nos sumerge en un mundo de placer hedonístico sin igual.

beach club casa malca tulum

Head of a Mad Man lleva el nombre inspirado en la obra de Jean-Michel Basquiat, con un valor sentimental muy importante para Lio. Allí se puede sentir la presencia de la naturaleza, donde somos constantes partícipes en la intrincada relación de la vegetación y el hotel.


Con los pies en la arena y la mente en las pequeñas nubes blancas que se deslizan en el cielo azul del Caribe, cada momento en esta joya culinaria nos recuerda que estamos en un espacio único.

Checa: Las playas mas top de México