Viajes

Oasis en el desierto, las aguas curativas del Mar Muerto y el Kempinski Hotel Ishtar Dead Sea

Por: Deby Beard 21 septiembre 2022 • 2 minutos de lectura

En el Mar Muerto se abrió el spa más antiguo del mundo, ahora el Kempinski Hotel Ishtar Dead Sea le hace homenaje a la región con lo mejor del lujo con su spa y su playa privada.

Compartir:

kempinski hotel ishtar dead sea

A lo largo de la historia, reyes y reinas han acudido en masa al Mar Muerto por sus efectos curativos sobre las afecciones de la piel y otras dolencias, y por sus poderosos tratamientos de belleza natural. El Mar Muerto es considerado el spa balneario más antiguo del mundo, y la ciencia moderna demuestra por qué: es uno de los cuerpos de agua más salados del mundo, con un 34% de salinidad, lo que lo hace casi nueve veces más salado que el agua normal del océano.

Cuenta la leyenda que Cleopatra usó las propiedades curativas del Mar Muerto como parte de su régimen de belleza. Además, Herodes el Grande, cuyo reinado histórico duro desde el 37 a. C. hasta el 4 a. C., abrió uno de los primeros spas del mundo justo a orillas del Mar Muerto.

mar muerto Kempinski Hotel Ishtar Dead Sea

El Mar Muerto es un lago salado ubicado en el desierto de Judea entre Israel y Jordania. Con su origen que data de hace unos cuatro millones de años, es uno de los cuerpos de agua más salados de la tierra y es el punto más bajo de la tierra. Su clima árido desértico presenta cielos soleados durante todo el año, temperaturas relativamente altas y poca precipitación.

Situado en el borde este famoso lago salado, 434 bajo el nivel del mar y cerca de las principales atracciones de Jordania, el Kempinski Hotel Ishtar Dead Sea es una oda brillante a los jardines colgantes de Babel. Cuenta con una playa de arena privada y un spa de lujo de 5 estrellas que ofrece experiencias de lujo infundidas con ricos minerales del Mar Muerto.

comida kempinski

Creado en 1897, Kempinski Hotels es el grupo hotelero de lujo más antiguo de Europa. La rica herencia de Kempinski de servicio personal impecable y excelente hospitalidad se complementa con la exclusividad e individualidad de sus propiedades.

Ubicado en medio de hermosos jardines salpicados de lagunas, cascadas y piscinas privadas, Kempinski Ishtar cuenta con 345 habitaciones y suites divididas en dos secciones; el primero es el edificio principal en la parte superior del complejo, que ofrece habitaciones con vistas al mar, y el otro es el ‘Ishtar Village’ en el centro del complejo, que ofrece habitaciones agrupadas en edificios de poca altura.

comida mar muerto

Su restaurante Rehan, de cocina libanesa, es un renacimiento de la antigua Mesopotamia. Aquí, nos encontramos con una experiencia rodeada de rica historia y cultura. Una mezcla de sofisticación culinaria libanesa, bellamente inspirada con la epopeya de Gilgamesh en la elegante decoración de Rehan, revela una odisea babilónica y una experiencia gastronómica contemporánea como ninguna otra.

El plato insignia en Kempinski Hotel Ishtar Dead Sea es el mansaf –un plato tradicional jordano que data del período mameluco alrededor del año 1200 d.C. Esta especialidad local se prepara con cordero, a veces sustituido por pollo, cocinado en una salsa de yogurt seco fermentado, acompañado de arroz al vapor y servido en una fuente grande con una capa de pan plano.

A menudo se hace referencia al mansaf como el plato nacional de Jordania, pero también es popular en otras regiones de Oriente Medio. Se sirve en ocasiones especiales como bodas, nacimientos y graduaciones, o para honrar a un invitado. Por lo tanto, mansaf refleja mucho la verdadera hospitalidad de Jordania.

Un oasis en el impresionante desierto, dentro de este edén viajamos en el tiempo, y como los reyes y reinas de la antigüedad, nos sumergimos en las aguas curativas del spa natural mas antiguo del mundo.

Sigue leyendo más de Deby Beard y conoce más sobre los placeres de viajar y la gastronomía aquí.

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.

×
X