Cristobal Colon


2020, el peor año de Cristóbal Colón y el colonialismo en el arte

En este año se ha cuestionado la figura de Cristóbal Colón, navegante y aventurero, y la gran pregunta es si los memoriales en su honor deben o no estar presentes en el espacio público.

Durante 2020, las obras que recuerdan a Cristóbal Colón en varias partes del mundo fueron derribadas, intervenidas con pintura por protestas sociales o reubicadas.

  En el caso de México, en la Glorieta de Colón, sobre Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, actualmente se encuentra un pedestal vacío. La escultura que daba nombre a este paso vehicular fue retirada por las autoridades capitalinas previo al 12 de octubre, día en que se conmemora el “descubrimiento de América”, el Día de la Hispanidad o el Día de la Raza, como se le conocía popularmente, pero que ha mutado conforme a la evolución social del pensamiento al respecto. Hoy por hoy, dejó de ser un día de celebración para convertirse en uno políticamente conflictivo, lleno de replanteamientos en torno al colonialismo.

Cristóbal Colón CDMX

El 12 de octubre de 2020, bardas metálicas fueron colocadas para proteger el perímetro de la glorieta de Cristóbal Colón, ubicada en Paseo de la Reforma (Ciudad de México). Las autoridades dijeron que la retiraron para ser restaurada y no por miedo a que fuera vandalizada.

Las autoridades capitalinas aseguran que la pieza fue movida para su restauración y mantenimiento; sin embargo, se habló de una consulta para decidir si se reinstalaba en este sitio o en otro. Al final, anunciaron su regreso, junto con el de los llamados “Indios Verdes” –que en realidad son dos tlatoanis aztecas: Ahuízotl e Itzcóatl–, para 2021 y sin consulta, pues de acuerdo con sus indagatorias, la mayoría quiere que Colón continúe en una de las avenidas principales de la ciudad.

Desde su origen, la pieza ha estado rodeada de controversia. Cuando fue proyectada, en 1856, el boceto y la escultura en yeso fueron elaborados por el artista Manuel del Vilar, quien describió en su diario personal cada paso del proceso creativo, desde la lectura profunda de la vida de Cristóbal Colón hasta conseguir ropas que pudieran servirle al modelo para hacer la pieza. En esa ocasión, solo entregó planos y el molde de yeso.

Notas periodísticas de la época y declaraciones de algunos involucrados en la gestión del proyecto del escultor afirman que, de inicio, el trabajo fue mandado a hacer por Maximiliano de Habsburgo, para colocarse en el lugar de donde ahora fue retirado el Colón de bronce, pero fue interrumpido súbitamente y entregado a la gestión del empresario ferrocarrilero y filántropo Antonio Escandón.


Escandón prefirió que el francés Charles Cordier ejecutara la labor, en París, así que la escultura del monumento a Colón de Reforma llegó en partes por el puerto de Veracruz, en 1875.

Muchos consideraron que el francés se basó en unos bocetos del mexicano y señalaron que había sido un plagio, aunque el proyecto final tuvo algunos cambios respecto al encargado a del Vilar, destacando que en vez de hacer alegorías a los mares que rodean a México, se pusieron efigies de fray Pedro de Gante –fundador de las primeras escuelas para indígenas–, fray Juan Pérez de Marchena –quien se dice ayudó a Colón en el viaje–, fray Diego de Deza –inquisidor y noble cercano a los reyes católicos, quien, al parecer, medió con ellos para obtener los recursos necesarios para la travesía– y fray Bartolomé de las Casas, religioso español defensor de los derechos de los indígenas.

Los grupos de activistas involucrados en los hechos opinan que dichos memoriales representan un genocidio indígena y forman parte de un legado de esclavitud en todo el planeta.

Durante manifestaciones sociales en 1992, en el quinto centenario del famoso viaje de Colón, esta obra fue pintarrajeada, escupida y utilizada para repudiar los actos violentos ocurridos a partir de lo que Miguel León Portilla llamara “El encuentro de dos mundos”.

Memoriales a Colón en 2020

Este año, alrededor del mundo ocurrieron protestas en varios memoriales dedicados a Cristóbal Colón a raíz de la muerte, en manos de la policía estadounidense, del ciudadano afroamericano George Floyd. La primera fue en St. Paul, Minnesota, ciudad adyacente a Minneapolis, en la que se produjo el asesinato.


En otras partes de Estados Unidos donde existían estatuas del navegante, estas fueron arrojadas al agua, decapitadas o derribadas.

Cristobal Colon Floyd

Lo que queda de una estatua de Cristóbal Colón después de que un grupo de manifestantes la derribaran y decapitaran en Camden, New Jersey, en junio 2020 durante las manifestaciones por el asesinato de George Floyd a manos de la policía.

Esas demostraciones también tuvieron lugar en plazas públicas de ciudades europeas como Bristol, Amberes y Bruselas. De igual forma, figuras de Colón fueron reemplazadas o removidas en diversos rincones de Chile, Argentina, Venezuela y Bolivia.

Los grupos de activistas involucrados en los hechos opinan que dichos memoriales representan un genocidio indígena y forman parte de un legado de esclavitud en todo el planeta.

Así, bajo el discurso anticolonialista actual, se cuestiona la pertinencia en el espacio público del personaje que, en otros momentos de la historia, ha sido considerado digno de admiración.

Este hecho nos demuestra cómo las obras de arte que se encuentran en la calle nos hablan del pensamiento social presente y pasado. El arte es la manera en la que narramos nuestra historia y nuestras aspiraciones; a través de este, manifestamos nuestra vida en comunidad.

Las obras de arte que se encuentran en la calle nos hablan del pensamiento social presente y pasado. El arte es la manera en la que narramos nuestra historia y nuestras aspiraciones; a través de este, manifestamos nuestra vida en comunidad.

Entre el odio y la admiración

En 1915, surgió en España la idea de conmemorar el Día de la Hispanidad, misma que fue secundada por América Latina. Se escogió la fecha del 12 de octubre, en homenaje a cuando Cristóbal Colón tocó por primera ocasión tierras americanas.

Cristóbal Colón

Se calcula que el explorador italiano Cristóbal Colón nació entre el 25 de agosto y el 31 de octubre de 1451 y murió el 20 de mayo de 1506.

Sobre la vida de Colón aún hay discusión; por ejemplo, no se tiene claridad respecto a si era genovés o navarro. Lo que sí se sabe es que fue muy perseverante al conseguir dinero para financiar un viaje que en aquel tiempo parecía completamente absurdo. Él mismo investigó documentos antiguos que sostenían que la Tierra era esférica.

Obtuvo la ayuda de amigos comerciantes y banqueros, además de apoyos políticos, y se cree que la mismísima reina empeñó sus joyas para respaldar al bien parecido aventurero, quien seguramente derrochaba pasión para convencer de semejante barbaridad a sus benefactores.

El final de la historia es el éxito. Colón tenía razón: encontró el resto del mundo que imaginaba y buscaba. Sin embargo, murió pobre en Valladolid, España. Eso sí, pensando que había llegado a Asia y sin llevarse el crédito de otorgar su nombre al lugar.

A partir de entonces, en Europa se tuvieron datos de extraordinarias civilizaciones que han aportado mayor complejidad, así como nuevos sabores y pensamientos, a aquel continente, y viceversa.

Pero esa es otra historia…

* Kristina Velfu es periodista especializada en la difusión del arte y la cultura.
(Ig y Tw: @velfu )