Mural para una Escuela siqueiros
Colección INBAL / Proyecto Siqueiros: Sala de Arte Público - La Tallera.

El legado de Siqueiros toma segundo aire

Está en marcha el Proyecto Siqueiros, el cual conserva su archivo y La Tallera, pero deja de lado su obra cumbre.

La fuente documental más importante de la vida y obra del muralista David Alfaro Siqueiros, está reviviendo gracias a la potente inversión económica, que asciende a 12 millones de pesos, que se ha destinado a La Sala de Arte Público Siqueiros, ubicada en la colonia Polanco, como parte del Macroproyecto de Chapultepec.

  Es la primera vez que se considera este lugar, parte del bosque. Ubicado en la calle de tres picos #29, en Polanco, ha permanecido durante décadas, casi como uno de los lugares secretos de la Ciudad de México.

Este inmueble fue la casa en la que vivió Siqueiros a partir del 1958, cuando la adquirió para poder ir a trabajar con facilidad en el mural que le encargaron para el Castillo de Chapultepec, denominado “Del Porfirismo a la Revolución”, obra interrumpida debido a que 2 años más tarde Siqueiros fue detenido y encarcelado bajo los cargos de “Disolución Social”.

Fachada_SAPS_1976 Siqueiros
Colección INBAL / Proyecto Siqueiros: Sala de Arte Público - La Tallera.
Fachada Sala de Arte Público Siqueiros 1976

La casa de Siqueiros abrió al público en 1969. El 12 de diciembre de 1973, 25 días antes de morir, expresó su deseo de que en estos espacios se preservarán y difundieran sus obras e ideas; que fueran centros de análisis y de experimentación para el “arte público” del porvenir.

Han pasado 52 años desde entonces. La Ciudad de México se ha transformado. La oferta cultural ha evolucionado y aunque La Sala de Arte Público Siqueiros ha permanecido en resistencia durante todo este tiempo, la revisión del acervo, tanto documental como pictórico y la remodelación del inmueble eran necesarios.


Las obras de remodelación contemplan mobiliario de alta densidad, cámara climatizada, sistemas eléctricos, luminarias, acondicionamiento de salas de exhibición, equipo museográfico y muebles de oficina.
Resguardarán los cerca de 80 mil documentos personales de David Alfaro Siquiros, junto con una importante colección de obra de pequeño formato, gráfica, dibujos, bocetos y proyectos murales. También se incluye su biblioteca y grabaciones en audio que solía hacer este controvertido artista.

La casa de Siqueiros abrió al público en 1969. El 12 de diciembre de 1973, 25 días antes de morir, expresó su deseo de que en estos espacios se preservarán y difundieran sus obras e ideas
Angelica Arenal y David Alfaro Siqueiros muralista
Colección INBAL / Proyecto Siqueiros: Sala de Arte Público - La Tallera.
Angelica Arenal y David Alfaro Siqueiros
Angelica Arenal Siqueiros obra
Colección INBAL / Proyecto Siqueiros: Sala de Arte Público - La Tallera.
Angélica Arenal

Te puede interesar: Top 5: Los mejores murales de José Clemente Orozco

Entre 1974 y 1988, para administrar este importante legado, se formó el Fideicomiso David Alfaro Siqueiros, que fue dirigido por Angélica Arenal (1909-1989), viuda del pintor. Al disolverse el fideicomiso, la Sala de Arte y La Tallera, junto con sus colecciones de obra y acervos, se integraron al Instituto Nacional de Bellas Artes que desde entonces se encarga de custodiarlo.

El Proyecto Siqueiros
La Casa Estudio de David Alfaro Siqueiros es parte del denominado Proyecto Siqueiros que incluye La Tallera, el espacio ubicado en Cuernavaca donde Siqueiros creó su obra cumbre el mural “La Marcha de la Humanidad”, ubicado en el Poliforum Siqueiros, en Insurgentes Sur, en la Ciudad de México.


Este Proyecto Siqueiros + La Tallera investiga la propuesta intelectual que caracterizó la obra de Siquieiros: la relación entre el Arte y la Política. El carácter público del arte y la experimentación con materiales y procesos novedosos para la época.

Entre las iniciativas de dar mantenimiento y nuevos brios a estos dos espacios legados al pueblo de México, está la de reeditar la revista Arte Público, con la que Siqueiros pretendió dar a conocer su opinión sobre el arte abstracto, que consideraba burgués. La edición tuvo una corta, pero importante vida, y hoy, 60 años más tarde, los investigadores a cargo del Proyecto Siqueiros lo echan a andar de nuevo para mostrar los avances de las investigaciones recientes.

Asimismo, están digitalizando y haciendo públicos documentos audiovisuales del archivo como el video del artista en la Cárcel Preventiva del Distrito Federal (Lecumberri) en el que se le ve entre rejas con su uniforme de preso y contiene una intervención de su voz en la que expresa su sentir frente al ambiente político.

Se prevé una importante retrospectiva de la colección de su estudio en el Centro Cultural los Pinos, en tanto se concluye la remodelación. Con todo este movimiento, se hará una revisión del personaje complejo que fue Siqueiros, lleno de contradicciones, secretos, calumnias, enemigos, talento y convicción.
El tema pendiente es la falta de apoyo a los herederos del arquitecto Manuel Suárez, amigo y mecenas de Siqueiros, quienes tienen en su poder y resguardo el Polyforum y que se han visto en la necesidad de vender parte de su colección de obras en búsqueda de recursos para restaurar la obra cumbre del muralista.
En una carta abierta en julio del 2020, la familia Suárez advirtió de que ya se perdieron gran parte de los 3,000 m2 de murales de su techumbre y los murales de los 12 paneles exteriores se encuentran en una situación precaria y de emergencia.

Para conservar el Polyforum decidieron realizar un proyecto que contempla hacer una plaza pública y una torre esbelta de comercio y oficinas. Además incluye la creación de dos nuevos museos: el Museo de Sitio de Siqueiros y el Museo del Mecenazgo.
A decir de sus impulsores el proyecto cuenta de inmediato con una inversión de 250 millones de pesos, provenientes de fondos privados, que han sido negociado con inversionistas desde el 2013 y que no han recibido por la demora de los permisos de las autoridades mexicanas.
En algún momento vecinos del lugar denunciaron la posible destrucción de la obra para hacer un centro comercial.
Los arquitectos aseguran que otros museos del mundo como el MoMa de Nueva York, han tomado el modelo de los bienes inmuebles aledaños en renta o venta, para poder conservar las obras de arte.

El Proyecto Siqueiros es actualmente dirigido por el brasileño Willy Kautz, egresado de la Universidad de las Américas en Puebla. Se integró al equipo de la Sala de Arte Público en 2019, pero cuenta con trayecto en las instituciones mexicanas como Curador del Tamayo, La Casa del Lago, el Museo Amparo y la Casa Vecina.

En los próximos meses seremos testigos de un resurgimiento del estudio de uno de los artistas más sobresalientes de nuestro país.

Siqueiros personaje de su tiempo
Hallazgos recientes demuestran que Siqueiros bloqueó incesantemente a las mujeres artistas como muralistas y aunque fue un hombre comunista, militante y progresista, nunca se mostró empático a las causas del género.
Sin embargo, debemos a una mujer la existencia del archivo de Siqueiros, pues el arduo trabajo para ordenar, clasificar y conservarlo fue su esposa Angélica Arenal. Gracias a ella y su labor, luego de la muerte del artista,a lo largo de décadas, dio origen al actual Centro de Investigación y Documentación de la vida y obra de David Alfaro Siquieros.
Para Willy Kautz, actual director del Proyecto Siqueiros no se puede juzgar al muralista con los ojos del presente, porque él fue un hombre de su tiempo.

* Periodista especializada en difusión del arte y la cultura
TW: @Velfu
IG: @Velfu

Te puede interesar: 5 datos de David Alfaro Siqueiros que debes saber