The 2019 Met Gala Celebrating Camp: Notes on Fashion - Arrivals
Dimitrios Kambouris/AFP
Kim Kardashian y Kanye West en la Met Gala de 2019.

El inminente divorcio entre Kim Kardashian y Kanye West

Los disparates del rapero finalmente tuvieron repercusiones en su matrimonio y todo indica que no hay marcha atrás por parte de la socialité.

Los rumores de una separación definitiva entre Kim Kardashian y Kanye West cobran fuerza cada vez más, luego de que diversos medios a nivel mundial retomaron declaraciones de fuentes cercanas a la pareja. Aseguran que la socialité incluso contrató a la renombrada abogada Laura Wasserm, quien ha llevado casos como el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt.

 

Varios indicios podrían confirmar la noticia, ya que se ha visto a Kim sin portar su anillo de bodas y Kanye no estuvo presente en Navidad ni Año Nuevo junto a la familia Kardashian-Jenner presuntamente a petición de la celebrity, quien le habría solicitado permanecer en su rancho en Wyoming.

De acuerdo con las fuentes citadas en las publicaciones, entre las razones que habrían llevado a Kim a buscar su divorcio de West están los arranques del rapero, quien se postuló como presidente de Estados Unidos en las elecciones de 2020, mientras que ella busca convertirse en abogada e impulsar su movimiento para una reforma penitenciaria.

En ese entonces, Kardashian reveló que Kanye padecía un trastorno bipolar y pidió compasión y empatía hacia él.

Otro rumor que ha circulado fuerte en Internet refiere que West supuestamente le fue infiel a la celebrity con el famoso youtuber y maquillista Jeffree Star, quien también tiene una propiedad en Wyoming. Ante los señalamientos, Star publicó en sus redes sociales un par de fotos con la descripción “Estoy listo para el servicio dominical”, haciendo alusión a los rituales semanales llevados a cabo por el rapero.


MIRA TAMBIÉN: Los momentos más polémicos de Kanye West

EL COSTO DEL DIVORCIO

La pareja se dio el sí en mayo de 2014 y actualmente tienen cuatro hijos: North (2013), Saint (2015), Chicago (2018) y Psalm (2019).

En su contrato prenupcial se estipula que Kim recibiría un millón de dólares por cada año casada con Kanye con un tope de diez millones.

Además, se dice que Kardashian buscaría quedarse con la mansión donde viven en Calabasas, California, por la que pagaron 40 millones de dólares y en la que invirtieron 20 millones más en remodelaciones bajo el diseño de Axel Vervoordt.

También se sabe que el seguro de vida de West tiene como única beneficiaria a Kim y está valuado en 20 millones de dólares, sin cláusulas sobre divorcio.

Este se trataría del tercer divorcio de la socialité, quien antes estuvo casada con el productor musical Damon Thomas (2000–2004) y con el exbasquetbolista Kris Humphries (2011-2013).