Receta para hacer deliciosas ‘tea bombs’
istock

El clima frío en la Ciudad de México se ha apoderado de las primeras semanas del año, por ello, una buena opción para iniciar el recetario foodie de Central son unas deliciosas ‘tea bombs’ fáciles de hacer y súper deliciosas que te mantendrán calientita y divertida.

Las ‘tea bombs’ junto con las ‘chocolate bombs’, se convirtieron en un accesorio comestible necesario, no solo por el sabor de sus ingredientes, también porque son divertidas y convierten tu bebida en una mágica llena de sabor y color.

Estas bombas son completamente instagrameables, tanto así que inundan las redes sociales al revelar ingredientes sorpresa que brotan al toque con el líquido caliente. Si no eres fan del chocolate, las ‘tea bombs’ son una opción ideal para aportar toques frutales y florales a tu día.

Recetas para hacer deliciosas ‘tea bombs’

Bomba antioxidante

Ingredientes:

1 bolsa de té verde
Azúcar, miel o stevia para endulzar
Flores de manzanilla
Moldes de plástico redondos

Diamantina comestible (opcional)
Media taza de agua

Preparación:

Hierve el agua y coloca la bolsita de té verde, deja que repose por 10 minutos y retírala. Agrega el endulzante de tu preferencia y las flores de manzanilla. Una vez que la mezcla esté a temperatura ambiente, vacíala en los moldes de plástico y agrega la diamantina comestible.

Revisa que el molde esté perfectamente cerrado y llévalo al congelador. Una vez que esté completamente congelado, sácalo del molde y sirve.

té para el invierno

También te puede interesar: Cómo hacer bombas de chocolate

Bomba de jengibre

Ingredientes:

1 bolsa de té de tu preferencia
Azúcar, miel o stevia para endulzar
Ralladura de jengibre
Pétalos
Moldes de plástico redondos
Diamantina comestible (opcional)
Media taza de agua

Preparación:

Corta un trozo de jengibre, quítale la cáscara y rállalo hasta obtener la cantidad que desees. Recuerda que es un ingrediente que potencializa su sabor al contacto con el agua caliente, por lo que si colocas demasiado podría resultar en un sabor picante en la preparación final.

En un bowl coloca el endulzante que prefieras, el jengibre, los pétalos y la diamantina comestible. Mezcla perfectamente y viértelo en los moldes de plástico redondos. Sin quitar el hilo, ni la etiqueta de té, agrega la bolsa y cierra perfectamente.

Lleva al congelador, una vez que esté completamente congelada, desmolda y sirve.

También te puede interesar: ¿La leche de almendras podría acabar con miles de abejas en el mundo?

Recuerda que las bombas de té pueden ser tan creativas como tú decidas, agrega cualquier ingrediente que las haga lucir bellas y deliciosas. ¡Adiós frío!

Suscríbete aquí a nuestro Newsletter para que estés al día con nuestros contenidos.