Cambiar de pareja cada 5 años sería la clave de la felicidad
Getty Images

Cambiar de pareja cada 5 años sería la clave de la felicidad

El “y vivieron felices para siempre” podría ser todo un engaño, ya que según un especialista, cambiar de pareja cada 5 años traería la verdadera felicidad.

Si deseas alcanzar la felicidad, sobre todo en tu vida amorosa, entonces debes considerar cambiar de pareja cada 5 años. Sí, leíste bien, cada 5 años e iniciar relaciones sin esperar, o procurar, que dure toda la vida.

  De acuerdo con el psicólogo español Rafael Santandreu, autor de varios libros como El arte de no amargarse la vida o Nada es tan terrible, reveló que para alcanzar la plenitud personal y con la pareja no debemos aferrarnos a durar más de 5 años en una relación.

En su libro Las gafas de la felicidad, Santandreu abordó esta controvertida hipótesis donde expresó que mantener una relación larga es algo imposible e incluso antinatural en los seres humanos.

En una entrevista para La Vanguardia, el psicólogo reveló que los seres humanos no estamos diseñados o programados para ser monógamos o vivir con una pareja toda la vida.

Esta idea y necesidad de encontrar a nuestra media naranja sería, según Santandreu, por un terrible miedo a la soledad que nos han inculcado desde generaciones.

Terminar con tu pareja

También te puede interesar: ¿Sin pareja? Este mapa te muestra todos los solteros de la Ciudad de México

Amor y miedo a la soledad

Rafael Santandreu mencionó que este miedo a la soledad sería el responsable de que muchas personas se aferren a una relación que ya no funciona o donde ya no existe cariño o respeto.

“Si se apaga el amor, no te aferres a él por miedo a estar solo”.

Además, aseguró que la idealización de un amor para toda la vida podría ser perjudicial para las mujeres, ya que al estar con un solo hombre por años podría convertirlas en una propiedad, más no en una pareja.

cambiar de pareja

Por estos motivos, el psicólogo español recomienda tener relaciones breves donde se aprenda a lidiar con el duelo de perder a un ser amado y regenerarnos con un nuevo amor.

Incluso, señaló que algunos de los beneficios que tendría este método es que las personas sean más independientes y con mayor autoestima.