cine portada
septimo arte

El Séptimo Arte no es suficiente; el blog de Ximena Urrutia

Quizá el cine no es suficiente, por lo menos en términos de consciencia

Por Ximena Urrutia 

Quizá lo sea para resguardar la memoria y las imágenes de aquellos que se fueron, de lo que nos precede –no sólo desde 1895, cuando nació el séptimo arte– y de toda la historia como la imaginamos, ahí sí desde el nacimiento de la cámara o cómo nos la contaron los libros (a los que la cámara dio vida). 

Quizá sirva para que mi hijo conozca a las miles de especies que, al parecer, habrán dejado de existir en los próximos años, cuando él crezca. Puede ser que, a través de la gran pantalla, se percate del hermoso planeta que ya no le tocó vivir, ese que le arrebatamos las generaciones anteriores, las que le dimos la vida. Y cada palabra anterior la expreso con dolor, porque si seguimos así, en esta realidad que ya nos alcanzó, no habrá tregua, no podremos revertirla.

basura y realidad
una verdad incomoda

En ese sentido, el séptimo arte se ha convertido en el arma masiva más importante que existe. Lo demuestran los millones de dólares que recaudó Avengers: Endgame, proclamándose la película más taquillera de la historia; billones de fans se sentaron a ver a los vengadores llegar a su final y, previamente, hicieron lo mismo con las 20 películas que anteceden a este desenlace

Hace 13 años, no sucedió lo mismo con Una verdad incómoda, al menos en lo que respecta a taquilla, aunque sí en importancia. Después de haber perdido las elecciones, Albert Arnold Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos, tomó un estandarte que ha logrado traspasar las fronteras del país más poderoso del planeta: se convirtió en uno de los más férreos y afamados activistas en torno al medio ambiente, y lo hizo de la mano de la ya mencionada arma masiva más potente del mundo.

¿Se te ha hecho interesante?, no te quedes a la mitad y consulta el artículo completo en el ejemplar de Revista Central edición julio 2019.