conferencia
junio 06, 2019 04:36 PM
Redaccion Central
Top Central Revista Central

La crisis de autoridad

En marco del World Parenting Forum tuvimos la oportunidad de platicar en exclusiva para Central con la reconocida psicóloga Martha Alicia Chávez, autora de 11 libros entre los que destacan Tu hijo, tu espejo, Hijos tiranos, ¡Con golpes NO!, e Hijos invisibles.

Por Jessica Sáenz Arelle

Además de los interesantes temas que abordó durante su conferencia, haciendo alusión a Tu hijo, tu espejo, en donde aconsejó a los padres de familia hacer consciente lo inconsciente, ya que hay una parte oculta en nuestra relación con los hijos en la que todo el tiempo nos proyectamos, “Todo lo que ves en tus hijos tiene que ver con tu historia”, le preguntamos cuál sería el tema prioritario actualmente desde el punto de vista de la crianza. Contestó de inmediato y sin dudarlo, “La gran crisis de autoridad que hay con los padres. Muchos padres la presentan hoy en día y es una grave enfermedad social. Lo veo cada día en mi consultorio y me sigo impactando de lo fuerte que es esta situación.

portada
conferencia

¿Por qué se da este fenómeno?

Uno de los factores que la provoca tiene que ver con el rechazo y el agobio. Cómo éste hastío de lidiar con los hijos, aunque los amemos y adoremos. A veces esa renuncia de deseos personales que implica el ser madre o padre llevan al rechazo que podemos sentir por protecciones de nuestra propia historia. Esto genera culpa, vergüenza, hace que nos sintamos malos padres y es la fuente principal para la pérdida de autoridad, de la capacidad de decir no, de poner límites, porque la culpa lleva a tratar de compensarla permitiéndoles hacer lo que quieran, que griten, etc. Está completamente ligado. Ese sentimiento no resuelto va a generar culpa y esta nos va a quitar autoridad. La idea es que no caigamos en esto pues tiene repercusiones tremendas en la vida de los niños.

letras
conferencia

¿Cómo poder llegar a un punto medio?

Hay lineamientos que son como guías, estamos hablando de límites en cosas básicas de la vida que son trascendentes, todo aquello que les va a afectar en un futuro cercano, medio o lejano.

Hay cosas que está bien que se salgan con la suya, que hagan lo que quieran, y no pasa nada. Otras que la respuesta es ¡no, y punto!, y algunas más que son negociables, pero hay que tener claridad para saber distinguir unas de otras.

Es preocupante que le cueste tanto a un padre decir que no, hay papás que le tienen miedo a sus hijos, de tres o de ocho años, que temen la reacción de estos al negarles algo.